Marta Peñate se esconde entre los cojines para no hablar con Kevin y acaba insultándole