La surrealista llamada de Miriam Saavedra a una mujer de Soria que, sin reconocerla, la pone verde: “No me gusta nada de ella”