La evolución del fauno en ‘El laberinto del fauno’: primero fue un niño, luego dorado y al final le salieron raíces de las piernas