La Duquesa II, el desenlace