Portugal demuestra su pegada ante Israel a dos días de empezar la Eurocopa (4-0)