Merih Demiral no quería: el centro de Berardi que adelanta a Italia en el partido inaugural (1-0)