Sarabia, el más listo de la clase, pone la guinda y sentencia ante Eslovaquia (0-3)