Melyssa no es la única: Lola Ortiz tampoco quiso irse con Álex Guijo hace seis años