El día que España conoció a Boris desnudo... ¡y todos sus strepteases de después!