Marta López bautizó a su primer hijo hace trece años y Kiko Hernández fue el padrino: "Es una responsabilidad"