Emma García y Eva Santolaria fueron vecinas: “Había unos ruidos en esa casa que yo me moría por entrar”