El Màxim Huerta más sincero: "La infancia debería ser maravillosa, pero yo solo deseaba salir de ella"