Nuestro cámara tiene que grabar de lejos a Nadia: es alérgica a la electricidad y podría morir