El bailarín Rafael Amargo responde a los que le tachan de homófobo