Samara consigue las prótesis que le permitirán cumplir su sueño de subirse a unos tacones