Sofía Suescun y Alejandro Albalá protagonizan un reencuentro cargado de tensión