Montamos a un taxista en un coche VTC y la conversación se acalora