Teresa fue abandonada por su padre con 6 años y ahora quiere llevar los apellidos de la pareja de su madre