Una enfermedad separó a dos hermanos: “Antes me comía el mundo y me está comiendo él ahora”