La indirecta de Sonsoles Ónega a Alfonso Merlos: "Atención, tú también has saltado a las revistas del corazón"