Las consecuencias de la explosión de 500 kilos de pólvora en Cangas de Narcea