El dueño del bar que frecuentaba Blanca Fernández Ochoa: “La estábamos esperando”