Raquel, una enfermera del hospital de Alzira pide ayuda con voz entrecortada: “Esto está al borde del colapso”