Un espeleólogo experto: “Estamos en plazo, una persona puede aguantar entre siete o 10 días”