Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel: dos versiones radicalmente opuestas de su altercado