El llanto incontrolable de las tías de Miriam: “Estamos destrozados, que se haga justicia”