La lotera acusada de robar un décimo premiado ya ha devuelto los 16.000 euros