El mapa de los incendios: se reducen pero aún hay focos descontrolados