Mariángel Alcázar cuenta que el traslado del Rey emérito es un “paréntesis”: “Él ha dicho que su residencia seguía siendo La Zarzuela”