Juan Bautista, víctima de una mafia okupa: “Lo que más me indigna es que han desaparecido las cenizas de mi hijo”