El alcalde de Badalona dimite y no es el único que se salta el confinamiento: los políticos, pillados