La mujer de la peineta a Nadal justifica su gesto: bebió 'agua con misterio'