Paolo, víctima del hotel de las chinches en Madrid: “He vivido un auténtico infierno”