Sonsoles Ónega, ante una surrealista pedida de mano: “Yo soy esa chica y no me caso”