Una fiesta patronal sortea un juguete sexual para recaudar dinero