La vecina que cedió su casa a los padres de Julen: “Se hunden ante tanta dificultad”