La vitamina D no lo cura pero ayuda a prevenir el coronavirus: así podemos tomarla