Lo que nos dicen las letras de la viuda negra y su presunto cómplice: ella ocupa una posición de liderazgo y él de sumisión