Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aída recaerá en el alcohol y Luisma disfrutará de su paternidad en la quinta temporada

'Aída' regresa con su capítulo número 57, un episodio que destaca por su gran cantidad de humor pero con una pequeña dosis de drama. En el último capítulo de la cuarta temporada, 'Asesinato a las diez' , la aparición de Manolo, ex-marido de Aída, fue la causa por la que su hijo Jonathan se marchó a vivir con su padre. Este acontecimiento trastocará a Aída y pasará por momentos muy complicados.
La actriz Carmen Machi ha declarado a la revista TP que Aída "no podrá evitar la vuelta a la bebida. La veremos alcoholizada porque a esta mujer la vida no la sonríe. Intentamos reflejar con ello que, si uno está insatisfecho o es inseguro, es más fácil caer en las tentaciones. Por eso me gusta interpretarla, porque es un drama dentro de una comedia".
Por otra parte, un gran acontecimiento de la quinta temporada será el embarazo de Macu y la inminente paternidad de Luisma. "Va a ser padre: su novia, Macu (Pepa Rius), está embarazada. Lo que no sabemos es si llegaremos a ver al bebé esta temporada. Pero Aída está encantada de tener un sobrino", ha asegurado Carmen Machi.
Está claro que la emoción está servida. Te esperamos todos los domingos a partir de las 22:00 horas en Telecinco. ¡Disfrútala!
La recaída de Aída en el alcoholismo y la futura paternidad de Luisma, principales tramas de la quinta temporada
Los problemas de Aída con la bebida y el inusitado sentimiento de responsabilidad de Luisma tras conocer su futura paternidad, constituyen las tramas que vertebrarán la quinta temporada de 'Aída', primer spin off -producto de ficción creado a partir de un personaje principal de otra serie, en este caso '7 vidas'- de la televisión en España:
Aída (Carmen Machi) pierde su empleo e ingresa en Alcohólicos Anónimos como consecuencia de su recaída en el alcoholismo
La fortuna continuará dando la espalda a Aída que, tras presenciar cómo su hijo Jonathan abandona el hogar familiar para aceptar vivir bajo la custodia de su padre -que les ha ignorado durante años-, 1volverá a recurrir al alcohol para ahogar sus penas. Su ritmo de vida y sus continuos episodios de embriaguez desembocarán en la pérdida de su puesto de trabajo, circunstancia que culminará en un nuevo ingreso en Alcohólicos Anónimos, donde coincidirá con un antiguo novio.
Luisma (Paco León) sentirá la responsabilidad de su próxima paternidad
Tras disfrutar de una noche de pasión con Macu, sobrina de Mauricio, Luisma recibe la noticia de que la joven está embarazada. A partir de ese instante, el sentimiento de responsabilidad propio de la paternidad 2embargará al hermano de Aída, que se fijará como objetivo encontrar un trabajo que le permita procurar un futuro digno a su hijo. Para ello ejercerá las ocupaciones más dispares, aunque en ninguna de ellas obtendrá la estabilidad deseada.
La carrera política de Mauricio (Mariano Peña) continuará en ascenso
Mauricio ofrecerá trabajo como camarero al hermano de Aída y, en un acto impropio del egoísmo que le caracteriza, proporcionará a la cabeza de familia un puesto de trabajo en una residencia para ancianos.3 Por otra parte, la carrera política de Mauricio continuará en ascenso con un único objetivo: sacar un provecho económico de su dedicación a la vida pública. Buen ejemplo de ello es el intento de recalificación de un cementerio en un campo de golf.
Chema (Pepe Viyuela) ofrecerá su apoyo a Aída y afrontará con su habitual entereza las dificultades de su hijo
Tras haber mantenido una relación sentimental con Aída, 4Chema le ofrecerá todo su apoyo para que pueda superar su adicción. Además, el tendero afrontará con grandes dosis de paciencia los nuevos quebraderos de cabeza que le provocará su cada vez más confundido hijo Fidel.
Paz (Melanie Olivares) será verdaderamente consciente de sus sentimientos hacia Luisma
El compromiso adquirido por Luisma tras conocer la noticia del embarazo de 5Macu desembocará en un distanciamiento entre la chica y el hermano de Aída. No obstante las circunstancias harán recapacitar a Paz, que por primera vez será verdaderamente consciente de sus sentimientos hacia Luisma.
Eugenia (Marisol Ayuso) probará suerte como pitonisa en una televisión local
La preocupación embargará a la madre de Aída tras conocer la recaída de su hija en el alcoholismo. A pesar de hacer gala de un carácter un tanto huraño, Eugenia también se volcará en ayudar a Aída. 6Además, la ex-vicetiple ejercerá una nueva ocupación: comenzará a trabajar como pitonisa en una televisión local junto a Toni (Secun de la Rosa), el sobrino de Mauricio.
Jonathan (David Castillo) aceptará irse a vivir con su padre, que le agasajará con todo tipo de obsequios para conseguir su custodia
El hijo de Aída y Manolo será partícipe involuntario del chantaje organizado por su padre que, tras contraer matrimonio con una chica más joven, le agasajará con todo tipo de obsequios con la pretensión de obtener su custodia. 7Ajeno a los graves problemas que afectan a su madre, Jonathan olvidará la larga ausencia de su padre y accederá a irse a vivir con él. No obstante, al conocer la grave situación que afecta a Aída tratará de ayudarla.
Fidel (Eduardo Casanova) sufrirá las complicaciones de su relación con Jonathan
Las dificultades para definir su sexualidad continuarán acechando a Fidel que, además, verá cómo la amistad que le une a su amigo Jonathan se complica a causa de la disparidad8 de personalidades y gustos de ambos. Por otra parte, el joven comprobará que su padre es el único capaz de comprenderle sin juzgarle.
Lorena (Ana Polvorosa) se propondrá independizarse y buscará un empleo junto a su madre
En su afán por independizarse y con objeto de tratar de ayudar a su madre encontrarán trabajo como asistentes de limpieza en el aeropuerto. 9El espíritu despierto de Lorena provocará su ascenso profesional y situará a la joven como jefa de su propia madre, circunstancia que aprovechará para saldar algunas cuentas pendientes con Aída.