Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Importantes cambios llegan en la nueva temporada de Aída

Los primeros síntomas de la recaída de Aída en el alcoholismo; el debut de Luisma como camarero del Bar Reinols; y los problemas económicos de Eugenia para afrontar una operación quirúrgica de rodilla a través de la sanidad privada, constituyen las principales tramas del primer capítulo de la quinta temporada de 'Aída'.
Hundida anímicamente tras ver cómo Jonathan ha decidido marcharse a vivir con su padre, Aída vuelve a recurrir al alcohol. Aunque tratará de camuflar los primeros efectos de su adicción, su familia y sus amigos no tardarán en experimentarlos. La situación para Aída empeorará cuando, ajeno al mal momento por el que está atravesando su madre, Jonathan le comunica que no podrá verle durante el fin de semana: ha planeado irse con su padre.
1 Luisma, por su parte recibe la noticia de que va a tener un hijo y decide buscar un trabajo para convertirse en un hombre de provecho.  Macu pide a su tío Mauricio -que planea una pronta retirada del mundo de la hostelería- que le dé una oportunidad como camarero. De este modo, la joven vería incrementar sus opciones de heredar el Bar Reinols.
Por otra parte, Eugenia debe someterse de manera urgente a una operación de rodilla, pero la lista de espera en la sanidad pública supera los dos años. Chema trata de animarla, acto que la madre de Aída interpreta como un ofrecimiento económico -3.000 euros que el tendero acaba de recibir de Hacienda- para someterse a la intervención quirúrgica en un centro privado.
Crítica y público aplauden la trayectoria de 'Aída'
El día a día en el barrio de Esperanza Sur conquistó la atención mayoritaria de los espectadores en su cuarta entrega de capítulos: con un seguimiento medio superior a los cinco millones de espectadores -5.117.000- y una cuota de pantalla del 27,9%, 'Aída' se convirtió en la serie de ficción nacional más vista de la pasada temporada.
El liderazgo obtenido por 'Aída' en las 16 emisiones que integraron su última entrega se vio reforzado, además, por el dominio ejercido por la serie en el prime time dominical sobre los productos programados por la competencia: en su franja de emisión, la serie de Telecinco dobló a Antena 3 (2.607.000 y 14,2%) y aventajó en más de dos millones y 11,9 puntos a TVE 1 (2.933.000 y 16%).2
Además, la serie protagonizada por Carmen Machi anotó un target comercial del 33,1%, dato que supuso un incremento de 5,2 puntos respecto a su cuota media de pantalla (27,9%). Líder en el 100% de sus emisiones, 'Aída' también fue la opción preferida para la audiencia con edades comprendidas entre los 4 y los 64 años y obtuvo registros superiores a su cuota media de pantalla en Madrid (34,8%), en las comunidades agrupadas en el ámbito 'Resto' (31,1%), Euskadi (30,8%), Aragón (30,8%), Canarias (29,8%), Asturias (29,5%) y la Comunidad Valenciana (29,1%).
Desde su estreno en enero de 2005, 'Aída' ha contado con el seguimiento mayoritario de la audiencia y el apoyo unánime de la crítica. Entre los galardones más representativos recibidos por la serie a lo largo de sus casi tres años de historia, destacan un Premio Ondas a la Mejor Serie Española (2006); dos TP de Oro (2006) -a Carmen Machi y Paco León como Mejor Actriz y Mejor Actor, respectivamente-; sendos Fotogramas de Plata a la Mejor Actriz de Televisión (Carmen Machi) y al Mejor Actor de Televisión (Paco León); y Premios de la Unión de Actores a los Mejores Protagonistas de Televisión (Carmen Machi y Paco León) y Mejores Actores Secundarios de Televisión (Pepe Viyuela y Mariano Peña).