Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bienvenida Mrs. Prendes

Nerviosos. Es la palabra que define nuestro estado de ánimo en las horas previas a la grabación del capítulo ‘La Ostra Azul’ con Paula Prendes, la Elegida. Fuisteis vosotros los que decidisteis su participación y la verdad, nosotros, democráticamente encantados.
Diego estaba como un flan. Como a veces interiorizamos en la rutina cotidiana los roles de nuestros personajes en ‘Becari@s’, me pitorreé de él. Lo cierto es que no era más que un mecanismo de defensa para ocultar mi propio tembleque. Pero funcionaba.
Claro, no todos los días viene a la redacción una bomba de relojería como Paula y había que estar a la altura. Para más inri, el guión no era precisamente suavecito. Ella lo sabía, pero no es lo mismo el dicho que el hecho.
La esperábamos con un corpiño de cuero (ojalá hubiera sido de cueriplás), tacones de aguja, un buen látigo de siete colas, tachuelas varias y mi prenda favorita…¡un liguero! Huelga mencionar que a Diego y a mí también nos tocaba lo nuestro. El objetivo era bañarnos a todos en látex.
Recogimos a Paula en la puerta de Telecinco y la chica nada, muy maja. Hablamos de sus proyectos y filtramos la tensión a través de la dialéctica. Nos fuimos conociendo mientras le explicábamos el ‘pastel’, pero ella no parecía desinflarse. Todo OK. Perfecto y calma tensa antes de grabar.
Dos rombos y medio
Hasta aquí puedo leer del previo. Una vez apretado el botón rojo, el resultado está a la vista. Aunque en principio ‘censurado’, podréis juzgar por vosotros mismos cuando Torquemada levante la espada de Damocles.
Y un último apunte. Fue el capítulo de largo en el que mejor nos lo hemos pasado. Imaginad el cachondeo que nos traíamos con las máscaras y demás juguetitos. Muy divertido. En el fondo, de eso se ha tratado siempre.