Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Con 14 años apareció algo con lo que no contaba: El amor"

Hay muchas veces en las que me levanto, y sigo sintiéndome como si aún tuviera 13 años. Todavía me siguen afectando las cosas. De vez en cuando tengo los mismos miedos y las mismas inseguridades. A veces me llegado a preguntar, ¿es que no aprendo del pasado?.
Estuve filosofando sobre el tema toda esta semana por una serie de sucesos que me han ocurrido y no pude estar segura de mí 100%. Llegué a la conclusión de que sigo teniendo 21 años, que sigo siendo una niña y sigo aprendiendo de la vida. Es normal sentirse insegura de vez en cuando, pero cuando te ocurra eso, intenta pensar que aún teniendo esa inseguridad, sigues afrontando la vida como una valiente. Quédate con eso, en vez de pensar que no has estado a la altura de la situación.
Con 14 años me sentía la persona más insegura del planeta Tierra, me sentía totalmente anulada como persona. Debido a mi acoso escolar, intenté poner remedio a aquellos tormentosos momentos. Yo sabia entonces, que estaba en proceso de ser lo que era, pero vivía en una selva muy peligrosa donde predominaban animales fuertes y débiles… Yo me encontraba entre los débiles, aunque luchaba constantemente por ser de los fuertes demostrando lo que era, pero al ver que eso no funcionaba, y sabiendo que me quedaba un proceso largo por delante, acepté ser animal débil y me adapté al medio.
Comencé  a darle a la gente lo que quería ver. Me comporté como un autentico chico, caminaba como un chico, jugaba al fútbol… Ahora que empiezo a recordar todo aquello me está dando risa. Jajajaja. Hasta andaba como un macarra, ¡por cuantas cosas he tenido que pasar!
La cuestión es que funcionó y me hice hasta un grupo de amigos. Pero claro, esa situación me iba comiendo cada día que iba pasando. Me iba anulando como persona y no fui creciendo demostrando quien era y cómo me sentía. Me comportaba de una forma para que los demás me aceptaran, así que me atrevería a decir que me anulé como persona. Duré en esa situación 8 meses más o menos. Fue una época en la que pude vivir tranquila por una parte ya que me centré en mis estudios y no traía ningún tipo de problema a casa. Sacaba unas notas increíbles y, por fuera, se podría decir que llevaba una vida ideal, pero yo cada día que pasaba me iba sintiendo más sola, más triste, más perdida..., más insegura.
Todo iba funcionando a las mil maravillas hasta que apareció algo con lo que no contaba. Una cosa que no comprendía llegó a mi vida por primera vez y con una intensidad que no he podido sentir jamás… el amor. Me enamoré completamente de una persona. Se supone que cuando el amor llamar a tu puerta, es una bendición, pero en esta ocasión fue una verdadera perdición. En ese momento se me desmoronó todo, ya no podía seguir actuando como un chico, no me salía, no podía fingir más… Carolina estaba pegando fuerte, estaba deseando salir de dentro.
Este chico era un compañero de mi nuevo grupo de amigos. Es difícil explicar cómo sucedió, por qué él, en ningún momento, me dio motívos. Sin embargo, me empecé a fijar en él por pequeños detalles. Era un muchacho que no se metía con nadie, que me defendió en muchas ocasiones, me enseñó a jugar al fútbol y me demostró que era una gran persona. Sin darme cuenta me enamoré como de nadie lo he hecho hasta ahora. Recuerdo que  me sentaba detrás de él en clase, que tenía unos lunares en el cuello y que me quedaba embobada mirándolos y soñando como una cría a que se diera la vuelta y me dijera que él sentía lo mismo por mí. Él no sabía nada de lo que me pasaba y creo que en ningún momento se dio cuenta de lo que sentía. Recuerdo que le hacía los deberes, le ayudaba con matemáticas, etc... En esos momentos me daba igual que no supiera mis sentimientos, solamente con estar a su lado me conformaba. También me acuerdo de que era guapísimo, tenía una piel morena y una sonrisa preciosa. Fueron pasando los meses y todo iba muy bien hasta que él se empezó a interesar por chicas, como es normal en un chico de 14 años, y se hizo noviete de una muchacha. Cuando me lo contó me sentí tan… no sé cómo describirlo… Se me vino el mundo abajo, ya no por el simple hecho de que le gustaba otra persona, sino que me di cuenta de que estaba pasando un proceso diferente al de los demás y me sentí sola y más incomprendida. Culpaba una y otra vez a la vida de haberme hecho así, recuerdo que lo último que hice como amiga por él fue darle consejo sobre qué se podía poner para su primera cita.
Dejé, sin querer, de ser su amiga y me empecé a alejar de él. En esos momentos no podía comprender cómo funcionaba el amor, y claro, él, indirectamente, me hacía daño. A partir de entonces lo dejé todo, dejé de ser quien no era, perdí a los supuestos amigos que tenía y me encerré en mi misma. Él se extraño por mi comportamiento hasta que al final un día le resumí mis sentimientos en una carta. Creo que tuvo más presión mediática mi carta en Linares que el hecho de salir en ‘Supervivientes’. Jajajaja. Me vendió, se alejó de mí y lo pase fatal, ya que con la carta, no solamente le demostraba mis sentimientos a un chico, sino que salía del armario en un lugar en el que me tenían marginada. Me tiré 2 semanas sin querer salir de mi casa, no hablaba con nadie, pero le eché coraje a la vida y volví al instituto. Me costó mucho a esa edad tan temprana encajar todo lo que me estaba sucediendo, ¡¡al final confesé mi transexualidad a mis padres y comenzamos a luchar!!
Hay mucha gente que opina que el chico lo hizo muy mal conmigo. Yo creo que él no supo actuar porque era muy joven y no creo que se lo contara a los demás con maldad, creo que fue intentando buscar ayuda en algún amigo pidiendo consejo para saber cómo actuar.
Como ya sabéis, yo soy una persona positiva y me gusta quedarme con lo bueno de las cosas y me quedo con que fue mi primer amor.  Aunque no pudo ser correspondido por la situación, fue el primero y nunca lo olvidaré. Actualmente no sé nada de éste chico, no sé dónde vive, cómo le va la vida, ni a qué se dedica, pero si él lee mi blog me gustaría decirle: “Gracias a esos sentimientos hacia ti pude liberarme y espero que la vida te de mucho amor y felicidad”.
Al final me recuperé de aquello y mirando desde el balcón de mi habitación seguí mirando hacia las estrellas…...soñando.
Bueno príncipes y princesas, muy brevemente, os he contado un poco cómo llegó el amor a mi vida. No fue de la manera ideal, pero me ayudar a aprender.
Hay mucha gente que opina que no está triunfando mi blog porque soy una buena persona y no he sido una persona polémica. Me gustaría decirles a esas personas que evidentemente no soy una persona polémica. Este blog se hizo para que la gente que esté pasando por algo similar a lo que me ocurrió se pueda sentir identificado o puedan encontrar respuestas. Me da igual que sean 9 o 5 los que vean mi blog. Mientras que una persona me diga que le estoy ayudando, no pararé de escribir y expresar mis sentimientos jamás.
Os dejo  con la canción “Incomplete” de los Backstreet Boys describe  muy bien como me sentía en esos momentos.
BESITOS!!!!!!!