Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nominaciones a la carta

Los nativos pescan bien y suben facil a por cocos
Para quien no viera la gala de anoche sería conveniente aclarar que el apuesto señor de la foto, una especie de híbrido entre Denzel Washington y Morgan Freeman, es un aldeano que lleva años habitando los cayos nicaragüenses y nos dio toda una lección de lo fácil que es pescar allí y subirse a los cocoteros con una cuerda anudada a sus pies trepando por las ramas varias decenas de metros. En apenas un par de horas o tres llenó un cubo de peces y terminó dando una lección práctica a los concursantes.
McCoy (así se llama este ejemplo humano de supervivencia que dijo tener sesenta años y no aparenta más de cuarenta) es un filón consiguiendo comida pero también domina a la perfección la parte teórica de la cosa. Cuando nuestros supervivientes estaban interesados en saber las horas más apropiadas o el mejor lugar de Wild Cay para pescar, les salió con algo mucho más definitivo: "Hay que mojar los cojones". O sea, que no vale con entrar a pescar, estar diez minutos y salir diciendo que nada de nada. Le pesca exige paciencia y perseverancia. Esto lo sabemos hasta quienes no hemos pescado nunca.
Tras darles en las narices con el ejemplo de McCoy, les comunicaron que les vuelven a quitar la mitad del arroz (¿la mitad de la mitad, o ya les devolvieron la mitad quitada?) y si las chicas no pescan cincuenta peces la próxima semana les volverán a sancionar. El día anterior habían salido Trapote, Sonia y Malena a pescar, volviendo con seis pescaditos. Dicho así parece gran cosa, pero hay que ver los minúsculos ejemplares pescados. Alguno de ellos era más pequeño que mi llavero.
Está bien el acicate del aldeano para animarles a pescar, pero lo de las sanciones ya parece un poco ganas de meter los dedos en los ojos de unos concursantes que llevan dos meses largos pasando hambre y penurias, como me gusta decir. Si la semana pasada entendieron que era excesivo el reto de veinticinco pescados, ahora les obligan a cincuenta. Como dijo María José en una muestra de realismo que no parece tener el programa si tienen que concentrarse tanto en la pesca no podrán mariscar ni atender algunas otras labores.
Por otro lado, según McCoy, hay que esperar a que la marea esté subiendo para salir a pescar, porque con la marea baja no hay pesca. O sea, que como tengan una semana de marea baja están apañados. Todo sea por el espectáculo, y si hace falta luego ponerles un reto del Cadejo para compensar pues se pone. El último les trajo dieciséis huevos, que anoche tenían ya en sus agradecidos estómagos.
No solo con la comida se hace espectáculo en Supervivientes, también se usa en las galas el recurso de ponerles fragmentos de grabaciones para provocar la polémica y generar mal rollo entre los concursantes. Anoche se escuchó a los famosos diciendo que los anónimos están obsesionados con llegar a la final ellos y ganar este programa. También las distintas versiones, supuestamente contradictorias, entre lo dicho por María José sobre concentrarse en su 'pochocha' (con perdón) y lo que terminó llegando a oídos de las niñas (Sonia y Malena), que no se cortaron en intentar contrastar con ella misma.
Está bien este recurso aunque sea un poco asesinar la convivencia en la isla. Ahora bien, me hubiera gustado que les pusiesen también otros fragmentos de lo escuchado durante la semana a Parri y María José. Por ejemplo, hubiera estado bien que pudiesen escuchar el momento de esta concursante llamando "anormal" a Perdiguero. Sus palabras fueron estas textualmente:

María José: "Me parece un anormal, por lo que ha dicho. Decir eso de que... los hombres... me parece una tontería. Que a estas alturas de la vida, y siendo político como es, decir eso..."

A mí me parece siempre rechazable el insulto, mucho más el insulto retransmitido cuya trascendencia puede ser un mal ejemplo para muchos jóvenes. Lo critiqué en Rafa Mora, ese maleducado que se ríe en la cara de la gente y lo dice, a quien llevo semanas escuchando como llama "retrasada" a Trapote y lo sigue haciendo por los platós sin que nadie haya tenido el coraje de pararle los pies. Pero ¿en qué país vivimos? Igualmente me parece rechazable el "anormal" de María José, no siendo muy distinto un insulto y otro.
El motivo era una tontería. Creo que no supo interpretar algo dicho por Perdi en tono de broma. O eso o simplemente quiso cargar las tintas contra el nominado que ella quería ver expulsado, y termino siéndolo finalmente. El Cadejo les había hecho ir y volver al palafito dos veces. La primera fueron Perdi y Deborah, cambiándose esta por Parri en la segunda ocasión. Por si había una tercera (que no hubo) discutieron quien debía ir, coincidiendo casi todos en sustituir en esta ocasión al ciclista. Entendí como una broma la respuesta de este sobre si "somos hombres o qué", aunque aun dicho en serio no merece el duro calificativo de Mariajo.
También me hubiera gustado que escuchasen en el refugio a Parri diciendo algo parecido a lo que les hicieron oír de Trapote hablando de la obsesión por el triunfo de él y su mamá postiza. Si en lugar de un fragmento solamente hubieran puesto los dos, se hubiera evitado la discusión, porque por ambas partes se han hecho acusaciones parecidas, cayendo todos en lo mismo. Las palabras de Parri hace unos días fueron estas:

Parri: "Ella (sobre Trapote)... el dinero nubla la vista de la gente. Me gustaba más cuando era humilde y... bueno, pues me han nominado, no sé qué, tal... y... me quiero ir. Ahora que esa ambición de ganar y ganar, que solo piensa en ganar. ¿Te lo dijo a ti ayer, no? Que su meta era ganar".

Que me digan la diferencia entre lo dicho en una parte y otra. Claro que si solo se pone lo de un lado tanto en la isla como esa parte inmensa de espectadores que ven la gala pero no los resúmenes de la siete se quedarán con una idea equivocada que condicionará sus votos. Por tanto, en lugar de aclarar las cosas entre los concursantes y, de paso, ofrecer una buena información al espectador, se está consiguiendo justo lo contrario.
Trapote es líder
Bien podrían haber rematado la faena, por ejemplo, poniéndole a María José el momento en que planea con Parri la conveniencia de provocar un empate en las nominaciones y la manera de conseguirlo, para contrastar su afirmación en el refugio de que no sabe hacer estrategias nominatorias.
Como se ha hablado mucho sobre si Trapote modificó a su antojo lo dicho por María José sobre no trabajar y tocarse la "pochocha", e incluso en la gala se pudieron escuchar con precisión ambas versiones y asistimos a uno de esos momentos en que la bilbaína recula y dice no acordarse de lo dicho, no me resisto a transcribir las palabras de unas y otras. En realidad es Sonia quien exagera un poco e introduce el elemento "criadas", que si bien no respeta la textualidad de lo dicho tampoco cambia en nada el fondo de la cuestión.
Esto es como aquel chiste en que al pasar una orden por los diferentes mandos militares de un cuartel lo que termina llegando a la tropa no tiene nada que ver con la orden original. De todas formas, insisto en que difiere mucho más la versión dada por la propia María José, tanto en respuesta a las niñas como anoche a preguntas de Jesús Vázquez. Estas fueron las palabras exactas de la concursante, mientras Trapote le hacía un masaje en las piernas:

María José: "Como no se gana trabajando, voy a ver si soy capaz de ganar sin trabajar. Voy a ver si gano tocándome la 'pochocha' todo el día".
Trapote: "Hombre, lo justo, pero para poder también alimentarnos todos".
María José: "Ah, no, no, hacer vosotros para que me alimente yo, que sois más".

Luego, en la cabaña, se lo cuenta Trapote a Sonia y Malena de esta forma:

Trapote: "Y ya me ha dicho su actitud. Que no va a trabajar nada y que va a cambiar el chip. Dice, no, no, ahora vosotros me vais a dar de comer a mí".

Como se verá, es totalmente incierto que Trapote modifique a su antojo lo dicho por María José, dando una versión bastante correcta y cercana a la original, incluso evita decir lo de la 'pochocha', que la hubiera dejado en peor lugar. Es Sonia quien más la modifica cuando le pide confirmación de lo dicho junto a Malena:

Sonia: "¿Dijiste ayer que ahora te iban a servir a ti, y que no ibas a hacer nada, que querías criadas...?"

Como se verá, lo único discordante es el término "criadas", que no salió nunca de la boca de María José, lo cual esta aprovecha para maquillar sus palabras afirmando que se refería a no trabajar durante un día. Aunque en realidad, se vio claramente pillada en su mentira, razón por la cual comenzó diciendo que no se acordaba de haber dicho lo dicho.

Miguel Ángel Perdiguero
, ciclista profesional y concejal del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes (Madrid) resultó expulsado por el 70 por ciento de los votos. No salió por famoso sino por barbudo. Aquel pacto ha ido pasando factura a todos sus integrantes, no quedando ya ni un solo rastro del mismo en la isla.
Su actitud tras conocer la decisión popular fue ejemplar. En eso se notó que tiene cierto entrenamiento como político, porque ya antes le había pedido perdón a Parri por lo que le hubiera podido molestar de él. Dijo estar seguro de que María José es una buena madre, una buena esposa y una buena mujer, aunque le había fallado en el juego. Tuvo amables palabras para las niñas y a Trapote le dijo que no solo tenía que ser finalista sino la ganadora de este concurso.
Que se produjera la expulsión antes de haber hecho la prueba de líder me hizo temer que participarían quienes se acababan de salvar de la expulsión, a diferencia de las ocasiones anteriores en que los nominados no tuvieron opción de ser inmunes. En esto no cambiaron las reglas, afortunadamente, y parece justo que así fuera. Para sorpresa de propios y extraños, la complicada prueba fue superada con nota por una Trapote que llegó a la meta e hizo sonar el gong cuando sus otras tres compañeras apenas iban por la mitad.
Se trataba de un recorrido por finos tablones sobre el mar en que debían ir salvando el obstáculo de unos cables atravesando el paso, que debían pasar por encima y por debajo alternativamente. Al principio salían con una banderita y a la mitad recogerían otra, dejando luego ambas para terminar llegando a un muro de cuerdas anudadas, que debían trepar, tras lo cual estaba más cerca el final (en las fotos de un poco más arriba se recogen dos momentos de la prueba).
El liderazgo de anoche no le garantiza a Trapote un puesto en la final puesto que parece que esto se alarga una semana más de lo previsto. Aunque no hubo más información al respecto, parece que iremos hasta la semana trece (fuera supersticiones) y, por tanto, será quien gane la prueba de líder el próximo jueves quien será finalista seguro.
Entonces llegó el momento de las nominaciones y un nuevo cambio en sus reglas que favoreció claramente a los anónimos. Durante las primeras cuatro semanas estuvieron dando un solo nombre al nominar, por lo cual salieron nominados solo dos concursantes. Anoche volvieron a repetir la fórmula, lo cual es entendible al ser solamente seis, pero exclusivamente en lo relativo a nominar a un compañero.
Parri y María José volvieron a coincidir en sus nominaciones, decantándose por Sonia. Ella y Malena votaron a María José, coincidiendo también. Debi tenía la opción de deshacer el empate, pero no lo hizo al nominar a Malena. Por tanto, empate de María José y Sonia a dos votos cada una. Lo normal hubiera sido que la líder Trapote (Rafa debió rabiar por esto) deshiciera el empate y eligiera su nominado, como hiciera Parri una de las primeras semanas, si mal no recuerdo.
Pero no fue así, quedando nominados María José, Sonia y Parri, siendo este último el nominado directo de Trapote. En ningún momento adelantaron como serían las reglas esta vez, lo cual siembra la duda razonable de que sobre la marcha decidieron incrementar los nominados hasta tres para que no se produjera la previsible situación de ver nominada a la pareja del año en los cayos nicaragüenses.
Está claro que en caso de repetirse la regla aplicada las primeras semanas de concurso, Trapote hubiera quitado a Sonia del empate e, igualmente, nominado a Parri. Por tanto, habrían quedado nominados María José y Parri. Supongo que no interesaba romper esa pareja cuando aún quedan tres semanas de programa.
Está claro que aquí las reglas no son igual para todos. A María José le dejan felicitar el cumpleaños a su hermana e, incluso, hacer publicidad de una firma de cosméticos con la que trabaja, pero a Trapote le cortan cuando está en medio de la felicitación a su ahijada.
Y, si no lo digo reviento. No entiendo la insistencia por parte del programa sobre una división entre famosos y anónimos por ellos mismos promovida. Anoche hicieron un juego de recompensa en el que se daba a Perdi y Parri opción de formar sus propios grupos, quedando alguien fuera al ser impares. Parri eligió a María José y Debi. Perdi a Trapote y Malena. Por tanto, Sonia quedó sin posible recompensa (una pizza).
Como se ve, de nuevo anónimos contra famosos. Se trataba de una prueba de fuerza que ganaron los famosos, como cabía esperar. Es evidente que la forma física de Parri no es equiparable a la de Perdi. Y contar en el equipo con Deborah tampoco ayuda. Pero me sorprende que Eva González les medio reprenda por mantener la división. ¿Acaso no le ha contado nadie como se sientan los expulsados en el plató? Famosos a la derecha de Jesús. Anónimos a su izquierda. Pues eso.
Perdi se toca la cabeza