Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelven los castings de GH: ¡presentaos todos los valientes que queráis un cambio!

El aburrimiento de una noche de verano me condujo a llamar al teléfono 806 502 502, el casting de GH fue un sinónimo de ilusión, futuro, experiencia… y quién me iba a decir que esa llamada cambiaría mi vida.
Deberían inventar un nuevo adjetivo para describir los múltiples sentimientos que quedan con el tiempo tras salir de la Casa, pero en este momento sólo se me ocurre llamarlo nostalgia.
Ha pasado un año desde aquella noche, y vuelve a abrirse la línea telefónica que conduce a tal explosión de sentimientos.
Me ha hecho muchísima ilusión volver a leer al Gato, ha removido mi estómago y mi alma, al igual que la sintonía del anuncio como él bien explica en su blog.
Vuelve Mercedes, que como buena novia fiel de GH, quiere llevar el mejor vestido, esta vez de manos de nuestros diseñadores principiantes, ya sabéis, para ella atrevido y sin velo!
Regresarán los contertulios a los que a veces aplaudimos y otras nos indignan, los telespectadores que sufrimos como si parte de nuestra familia se tratase y …ay ay ay qué curiosidad! los concursantes!
Desde aquí os animo a todos los valientes que quieran un cambio a que os presentéis.
Eso sí, el precio es alto, ya no tendréis intimidad, vuestra vida pasará a ser la vida de todos y para ello se necesita una gran coraza, que no os cuelen eso de que los grandes hermanos nos lo “llevamos calentito” .
Muchos me consultáis qué debéis hacer en el casting, si pretendéis ser únicos y originales no preguntéis a nadie, jugad vuestras propias cartas y a darlo todo en el tiempo que os dejen para explicaros.
Mucha suerte a todos y muchas gracias a las personas que he conocido en este tiempo y que seguís ahí. A Mercedes, Nacho Montes, Iván Madrazo, al Gato, a algunos de mis compañeros de edición y por supuesto a vosotros, a los que os preocupáis por mí como si de vuestra hija o hermana se tratase, un besazo!