Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mundos de Narnia

jacobotelecinco.es
A tan sólo una semana de que la primera edición de Campamento de Verano dé por finalizada, Jacobo Ostos era el elegido por la audiencia para abandonar la Sierra de Gredos y quedarse a las puertas de la semifinal.
Lo tuvisteis claro, preferís a la cantante y futura actriz de Hollywood acusada por Noemí Merino de lavarse como los gatos, que al Dj que nos ha demostrado que existe aún un nivel superior del narcicismo que hasta ahora desconocíamos.
Sus compañeros le denominan “florecilla”, “más gay que Jeyko” y demás calificativos que apuntan hacia posibles dudas sobre las tendencias sexuales del hijo del torero, pero a Jacobo le resbalan esos comentarios. Únicamente se siente incomprendido, ya que el resto de la humanidad no parece entender que para él la imagen lo es todo, por eso se quiere, se mima, incluso puede que se ponga a sí mismo.
Después de confesar que durante su estancia en el Campamento ha practicado el onanismo como los monos, empiezo a unir cabos y a comprender la obsesión de Jacobo por la cicatriz ínfima que adorna su frente desde un accidente provocado por Mónica Pont, y que para él, ser privado de un espejo durante varios días fuera el peor castigo al que ha tenido que hacer frente en el reality.
Me da que entre los estímulos que Jacobín necesita para subir su lívido, su propio reflejo es un elemento indispensable para ponerse a tono…
Pero no os confundáis, como buen hijo de torero, Jacobo es todo un machote sin pelo en pecho. Por eso, no duda ni un solo segundo en proclamar a los cuatro vientos sus aventuras sexuales de tríos y cuartetos en los que él no era el único macho de la manada improvisada. Aunque según él, nunca hubo entre ellos ni el más mínimo roce, por lo que debemos suponer que se limitarían a jalearse entre ellos y a chocarse al más estilo hooligan.
A mí no me quita el sueño si Jacobo entra o sale de Narnia, pero hay algo que no consigo encajar. Después de airear a los cuatro vientos sus líos de cama dándonos todo tipo de detalles al respecto, y después de haber sido relacionado con media plantilla de pretendientas de MyHyV, ¿Cómo se atreve a recriminar a Gaby haber hablado de sus besos con Esteban? ¿Con qué derecho intenta hacer de menos a su compañera por haberse relacionado con Kiko Rivera?
Querido Jacobo, estaría bien que para la próxima, utilizaras el espejo para algo más que para besar tu propia imagen y te pararas un solo momento en percatarte en lo que realmente eres y reflejas…
Gracias a su expulsión, Sonia Monroy pudo respirar tranquila y celebrar su llegada a la semifinal a pesar de haberse incorporado en la recta final del concurso.
Tras deleitarnos con un patético guión de película que tenía alguno de los exploradores por protagonistas, Monroy volvía a convertirse en el blanco de las críticas de sus compañeros gracias a los bulos generados por la canaria.
Noemí Merino al más estilo Vieja del visillo se entretenía en sembrar la duda sobre si Sonia Monroy acostumbra a tener las mismas prácticas higiénicas que el mono piojoso que le acompaña desde su estancia en Supervivientes, asegurando que la exploradora no habría visto de cerca el agua desde su entrada al Campamento.
noemi

Vamos, que como buena seguidora de Gran Hermano, Noemí decidió convertir a Sonia en la Anabel del Campamento, para luego retractarse delante de las cámaras y asegurar que su compañera no desprendía ningún olor corporal.
¡Así me gusta Noemí, qué no pierdas las buenas costumbres! Que la cobardía y los lapsus de maldad no dejen de definirte allá donde vayas, que sabes que así siempre tendrás alimentadas a tu séquito de seguidores a los que tanto parece gustarles que hagas a los demás lo que no soportarían para ellos mismos…
Mientras, Montalvo sigue aburriendo a las ovejas. A falta de Mónica Pont el ex Míster España parece haberse mimetizado con la naturaleza, siendo salvado una y otra vez por la audiencia por arrimarse al sol que más calienta.
Aunque, según él, permanece en el campamento para seguir divirtiendo a los espectadores. ¡De traca! Un mueble de Ikea más que se colará en la final, siendo premiado por no hacer absolutamente nada de provecho.
Por otro lado, Jeyko y Esteban han sido los elegidos por sus compañeros para enfrentarse el próximo jueves a la penúltima expulsión del Campamento. Con esto se demuestra las pocas neuronas que gastan nuestros exploradores, ya que anoche desperdiciaron una ocasión de oro para poner a Noemí y a Montalvo en la palestra y así quitarse de cara a la final a uno de los dos concursantes más apoyados por la audiencia.
Y hablando de inteligencia o, más bien, de la falta de ella, no me queda más remedio que hablar del musculado tatuado que el lunes nos demostraba el gran valor que posee, tras entrar a visitar un zoo de la zona a pesar de los grandes riesgos que conllevaba su flamante aventura ya que, en su caso, lo más probable es que le hubieran prohibido su salida del recinto, confundiéndole con uno más de los orangutanes que permanecían enjaulados.
esteban
Esteban anoche terminaba por retratar su verdadera personalidad. Tras varios brotes de agresividad por los que fue sancionado, el explorador metía el rabo entre las piernas y agachaba las orejas mientras Gaby se encontraba a tan sólo unos centímetros de distancia.
Su querida hermanita ya no lo es tanto después de haber aireado la verdadera relación que compartió con él bajo las sábanas y, a falta de bemoles para defender sus mentiras frente a Gaby, Esteban guardaba silencio, se autonominaba, y cargaba duramente contra Karmele y Jimmy Giménez-Arnau, demostrando que su inteligencia es directamente proporcional a su educación y al respeto que tiene a las personas de edad más avanzada.
Toda una joyita que merece ser recompensada con aquello que tanto desea, ser expulsado del Campamento. Así pues, dejemos que Jeyko disfrute de la final del concurso, ya que este explorador sí que ha sabido entender lo que supone entrar en un reality y ha intentado dar al espectador espectáculo en estado puro; y mandemos al neandertal con su querida churri para que se pongan manos a la obra con su intención de ser padres, por mucho que nos asuste la idea de que especímenes de su calaña puedan generar descendencia que herede todas aquellas características de las que ha hecho gala durante su estancia en el Campamento de Verano.
Para cualquier información de interés sobre los temas que tratamos, podéis dirigiros al siguiente correo: info@kikohernandez.es , visitar mi página web www.kikohernandez.es o mi Twitter www.twitter.com/Kiko_Hernandez