Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Definitivamente, el romanticismo ha muerto (o ¡¡Chicas, EFRÉN!!, PARTE 2)

¿Cuál era exactamente el problema que yacía, latente, en la relación de Soraya y Efrén? telecinco.es ha creado una cámara de fotos revolucionaria que puede fotografiar lo que está pensando la gente y ha resuelto el entuerto:
¡Qué divertido! Dios me libre a mí de alegrarme ante cualquier desgracia ajena, pero no me digais que no no es un absoluto guilty pleasure esta noticia que da Kiko en la que cuenta que Efrén y Soraya, también conocidos como waaaapos, como soislosmejoresssss, como prinzipe hazul y su prinzesita, como veniravernosasevillaunbeso, pues esos, esos Efrén y Soraya, han roto una semana después de jurarse el te quiero, te adoro y te compro un loro ante el 27% de los espectadores. Según los rumores, ella se trincó a ese consultor tan musculoso llamado Carlos H. ¡Y parecía tonta!
La endogamia televisiva me encanta. El intercambio de fluidos entre concursantes de Gran Hermano y Mujeres y hombres y viceversa me parece la evolución lógica de la especie humana. Si Elvira Lindo se casa con Antonio Muñoz Molina, si Brad Pitt le hace un montón de bebés a Angelina Jolie, pues Soraya tiene que -presuntamente- tirarse a Carlos H. en un hotel de Plaza de Castilla, a la sazón un lugar muy popular entre los concursantes de realities por ser esa plaza a la que tienen que ir a poner demandas a diestro y siniestro. Muy probablemente optan por copular allí para que los juzgados les queden a cinco minutos a pie desde el hotel al día siguiente del apareamiento. Y tal vez las conversaciones van así tras cinco o seis copas:
MIEMBRO 1: ¿Y dónde follamos?
MIEMBRO 2: Cerca de los juzgados de Plaza de Castilla, no vaya a ser ser, 
no vaya a ser...
Estos días vivimos televisión pura y dura. La historia es todavía más apasionante por varias cosas:
1. Existen foros de fans de Soraya. "Foro de apoyo a Soraya Segura", se llama este que enlazo. Existe la Asociación de Víctimas del Terrorismo y luego está el foro de apoyo a Soraya Segura que, amiguitos, también necesita todo nuestro calor. Vamos, que hay gente que sigue la carrera de Soraya y que comenta sus avatares en un foro que tiene casi 1000 usuarios y más de 35.000 mensajes. Hay gente que se acomoda en su casa y, de todos los foros del mundo, que pueden ser cientos de millones, decide crearse un nick y hacer nuevos amigos en uno que trata la vida y milagros de nada más y nada menos que Soraya, la artista multidisciplinar conocida por protagonizar vibrantes minicitas en Mujeres y hombres y viceversa.
2. Soraya escribió un mensaje en uno de sus foros y su nick era el siguiente: sorybabydoll. Sorybabydoll es un nombre apasionante si lo analizamos: perfecta combinación de un estilo de ropa femenina con una celebérrima enfermedad cutánea.
3. ¡¡Loli!! ¿Qué pensará de todo esto Loli? Y lo que es un interrogante muchísimo más importante, ¿cuando se cambiará el nombre de Loli por el mucho más adecuado Loly?
En ese mismo foro sorybabydoll dejó un mensaje en el que, entre otras cosas, decía: "TAMBIÉN DECIROS QUE EN ESTE MUNDO DE TV TODO LO MUEVE EL DINERO POR DESGRACIA. DA IGUAL MACHACAR A QUIEN SEA." Y ahora es cuando tenemos que decir todos a coro y en tono condescendiente conteniendo la risita:

-¡¡¡Pero alma de cáááántaro!!!

Pues yo no puedo contar nada, pero así a bote pronto os diré que ayer esta noticia puso Telecinco patas arriba, y no sólo por tener un calado social mucho más profundo y alarmante que el cese temporal de la convivencia de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, sino porque la guerra se desató entre programas por dar la exclusiva. Sólo diré que hay gente enfadada, ¡y con razón!
Y también que hay alguien a quien, desde ayer, no le cae naaaada bien Pepa Jiménez. Pero como os conté, el problema de ser el Pasillero de Telecinco, trabajar en la web de Telecinco y tener mi carita plantada justo al lado de mi nombre es que no puedo contaros nada. Con las fantásticas historias de odios, pisotones, sodomía y obsesión que hay aquí.
Ahora, apuestas para esta entrada del blog:
1. A lo mejor consigo otra vez más de diez comentarios.
2. Todos ellos consistirán en algo parecido a: T KRMOS SORAYAAAA KIKO S 1 IMBZIL ERS 1 CIELO D NIÑAAAAAA TELECIRCO S 1 TIMOOOOO
3. Y a lo mejor el resto es de algún que otro lector fiel poniéndome verde por hablar del tema de moda en vez de ser fiel a mí mismo hablando de lo que pasa en los pasillos. Pero ese tema ya lo he tratado: en los pasillos ya no ocurre nada que no os haya contado. Y cuando ocurre, no os lo puedo contar. El pasillero, siempre al borde de la ley.