Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vísperas de una nueva etapa

Hoy es día de expulsión y nominaciones, probablemente las últimas de una etapa. A partir de ahora se vislumbra el renacimiento de una nueva era en Guadalix, tras una primera etapa liberal y la de la caza de brujas, culminada por el trío ominoso. Mi amigo Pablo me dibuja una etapa con menos protagonismo de Iván, el cual cederá el papel de víctima que le ha concedido el resto con sus reiteradas nominaciones (entre otras cosas), y también con la pérdida de la inmunidad que presumiblemente vivirá Almudena, a la que mi quiniela para hoy le sigue otorgando un registro de votos de los más bajos. Volveré a este argumento dentro de unas cuantas líneas, porque antes debo hablar de ese inocente tramposo que es Julito, y lo que ha conllevado la resolución de la prueba de los colores.
Para quien no lo viera ayer, pasado el medio día les comunicaban la resolución de la prueba semanal, esa en la que debían reproducir dos secuencias de colores que se iban aumentando cada día, lo cual realizaban en dos grupos con Mirentxu como comodín. Los dos primeros días completaron la secuencia completa al final del día, pero los otros dos siguientes fallaron más de las dos veces que les estaba permitido. Al tercer fallo aparecía el mensaje de bloqueo que les impedía volver a intentarlo desde el comienzo, como sí podían hacer tras los dos primeros errores. Por esto que cuento eran especialmente pesimistas, aunque sin seguridad de no haber pasado la prueba porque esta venía con la modalidad de sobre en el que figuran las condiciones para ello.
El sobre pedía que se hubiera completado la secuencia completa al menos una vez por cada grupo, lo cual quiere decir que ya el primer día la habían superado. El silencio de la 'súper' era indicativo que había un pero, y este era importante. En lugar del presupuesto completo solo podrán disfrutar de la mitad, sancionados por culpa de algo que hizo Julito durante el tiempo de la prueba uno de los días. Este concursante tuvo la inocente idea de fotografiar algún fragmento de la secuencia de colores (momento que recoge la imagen que acompaña estas líneas), lo cual fue detectado por el Gran Hermano y le pidieron de inmediato que acudiese al 'confe' con la cámara.
Ayer Julito negaba haber realizado ninguna foto, pero el 'súper' le sorprendía al contarle que habían detectado cuatro fotos borradas de la cámara, justo en el corto plazo de tiempo que iba entre el momento que le reclaman la cámara y cuando la entrega en el 'confe'. El intento de trampa del canario tuvo un justo castigo, a lo cual le siguió primero la negación, luego el silencio y finalmente una disculpa a sus compañeros, como no cabía de otro modo. Sorprendentemente, nadie le hizo el más mínimo reproche, ni siquiera ese Carlitos que saltó como una hiena cuando Iván hizo que perdieran una prueba por una equivocación. En este caso el tema va más allá, ya que el error ha sido voluntario, y tan infantil como se muestra muchas veces su responsable.
Parece que esta noche pondrán en juego otra vez la sala de las puertas. La sospecha está fundamentada en que esto ha sido así en semanas alternas y esta toca, además del rumor que escuchó ayer Palomares, presumiblemente en la sala de confesiones. Si esto es así finalmente, cualquier previsión de nominaciones se vuelve más baldía si cabe. Aún así, y dado que había prometido hacer mi quiniela esta semana, estas son mis apuestas (siempre en el supuesto de que la expulsada sea Gisela, porque si no el fracaso de la previsión será absoluto):
Iván: Carlitos / Mirentxu / Palomares
Liz: Carlitos / Palomares / Orlando
Almudena: Carlitos / Mirentxu / Palomares
Orlando: Julito / Mirentxu / Palomares
Carlitos: Iván / Almudena / Liz
Mirentxu: Iván / Almudena / Orlando
Palomares: Carlitos / Orlando / Liz
Julito: Orlando / Carlitos / Iván
Como siempre hago, los nombres están ordenados de mayor a menor puntuación, es decir, que se corresponde con los 3, 2 y 1 votos. Por tanto, el reparto final sería el siguiente:
Carlitos (14), Iván (7), Orlando (7), Mirentxu (6), Palomares (5), Almudena (4), Julito (3) y Liz (2).
Esto quiere decir que tendríamos de nuevo solamente tres nominados, y estos serán además tres chicos. Mirentxu se libraría de la nominación esta vez. Siendo así las cosas tendríamos por fin en la palestra a Carlitos, como diría Loli expuesto al juicio de la audiencia votante, lo cual es una novedad destacada. En esta ocasión no he hecho una quiniela múltiple, por lo cual las cosas podrían cambiar ligeramente, incluso poniendo en peligro hasta a tres concursantes, ya que solamente veo totalmente fuera de peligro a Julito y Liz. E incluso Julito ha sido mi gran duda de esta semana, dado el protagonismo negativo que ha tenido desde el domingo, con la broma del agua oxigenada y la pretendida trampa de la cámara de fotos en la prueba. Ambos hechos podrían influir en las nominaciones de algunos de los habitantes, si decidieran cambiar alguno de sus elegidos por el canario. Incluso no sería descartable que Mirentxu ocupase la plaza de nominado de Iván en esta ocasión, librándose este tras varias semanas. De todas formas, como dije antes, esta semana tendremos de nuevo sala de las puertas, y todas estas conjeturas irán al traste de acuerdo con lo que estas decidan.
El panorama que se abre a partir de esta semana se me antoja especialmente interesante. Para algunos la casa será más aburrida, al haber desaparecido algunos importantes núcleos de fricción, aquellos que destilaban odio por los cuatro costados sin que llegáramos a saber nunca la razón. Este provocará necesariamente que algunos hasta el momento en un segundo plano vayan a cobrar una mayor importancia. Por un elemental juego de contrapesos, cuando desaparecen algunas personas que concentran parte del protagonismo en la casa hay otros que resurgen ocupando en parte su lugar.
El 'factor Mirentxu' impide en buena medida que sus dos protegidos terminen de despegar, aunque Julito ya va dando muestras de ello y si la septuagenaria dura mucho más tiempo no descarto que le termine desheredando. Los juegos atrevidos en la fiesta del domingo, con lametazos en la cara de Iván (boca incluida) no creo que hayan sentado muy bien a la donostiarra. Tampoco la broma de la que ella misma fue víctima, cuando le roció con agua oxigenada la cara esa misma madrugada del domingo. Julito empezó pecando al llevarse bien con Iván y ha sabido mantener su independencia en este sentido, desoyendo los múltiples mensajes que le mandaba Mirentxu. Anoche, sin ir más lejos, se empleaba a fondo en un envidiable masaje que le hacía al modelo en su cama.
Para mayor escarnio, ha vuelto a reproducirse la escena de una Almudena acariciando el brazo del canario, e incluso este domingo se volvió a medio declarar, con la fórmula casi infantil que ha impuesto esta edición de Gran Hermano, y no es otra que decir "me gustas". A Mirentxu aún le queda un Palomares que sigue siendo su pinche de cocina número uno y su fiel compañía en el inacabable paseo rodeando el jardín de la casa hasta completar los doce kilómetros que se habían fijado para ayer. El pobre Palomín sigue bajo el dictado de su abuela postiza, hasta el punto de que ayer se levantó diciendo que iba a cambiarse de cama, trasladándose al dormitorio común, porque no aguantaba los ronquidos de sus dos compañeros de cuarto, pero a la noche ya se le habían quitado esas 'revolucionarias' ideas de la cabeza y volvíamos a verle dormir en el cuarto de maletas.
Carlitos, Liz y Orlando serían los otros tres con opciones de sacar la cabeza en las próximas semanas, ya que Chiqui entiendo no necesita más protagonismo del alcanzado hasta ahora, al ser este bastante y suficiente. El 'viudín' de Guadalix ya ha venido despuntando desde hace días. Después de guardarle duelo a su esposa Gema (Iván diría luto, en lugar de duelo), Carlitos se he empezado a mostrar más comunicativo, participando en mayor medida y con más compañeros de las charlas, tanto en el dormitorio como en el jacuzzi o donde fuera. Lástima que sus temáticas sean tan limitadas (coches y pedos, fundamentalmente) y además su permanencia puede estar especialmente amenazada en función del resultado nominatorio de hoy.
Liz sigue en su línea un poco follonera, lo cual ella misma ha disculpado de formas variadas, entre otras que en su país son así, lo cual me suena bastante raro. La dominicana parece que solo reclama cierta 'cuota parte' de protagonismo cuando está nominada, momento en el que empieza a ser poseída por la nostalgia, lo cual le hace mencionar más que nunca a su pequeña 'princesita', como ella dice. Es una situación muy triste la de la separación obligada de un hijo de corta edad, lo cual hace que casi cualquiera nos tengamos que sentir tocados ante la situación de esta concursante. Mi objeción es que utilice tal circunstancia como parte del juego, como me parece apreciar desde hace tiempo. Es una cosa que siempre he detestado, y ha sido objeto de reproche por mi parte en ocasiones anteriores, especialmente en la de Natacha (GH VI).
Por último, está ese Orlando de quien lo peor que se puede decir es que no se puede decir apenas nada. Dudo que este concursante termine despuntando en el corto tiempo que queda para el final de esta historia. Si tomamos como referencia lo que ha sido su papel en la casa, no parece que nada le pueda hacer despertar de ese letargo amable en el que anda sumido desde el principio. Lo peor del feriante no es que sea tibio y le guste agradar a todos, despreocupándose de casi todo, además de no ser capaz de enterarse de casi nada de aquello que le rodea. Lo peor es su absoluta falta de implicación.
Creo que Orlando es un deficiente afectivo, por lo cual se me hace especialmente extraño que haya sido elegido por los psicólogos en el proceso de castings. Me inclino a pensar que su perfil de chico guapo y humilde pesase más que sus capacidades emocionales. Es posible que llegue a la final o se acerque muchísimo, incluso aún no descarto completamente que pudiera ganar, lo cual dependería del resto de competidores (recordemos que Javito en GH III ganó por eliminación ante dos pésimos contrincantes, como Patricia y Kiko). Pero que termine despertando, demuestre cariño por alguien o se preocupe alguna vez por algo de lo que le rodea, eso lo descarto por entero.
Hoy tenemos noche de fiesta, con la mejor maestra de ceremonias posible, que es Mercedes Milá. A la fiesta de hoy está invitada Kate Ryan, la cantante belga que ha vuelto a traernos los acordes de ese 'Voyage, voyage' de nuestros llorados años ochenta. Y también tendremos como invitados a una señora llamada expulsión y a un grupo al que denominamos nominaciones. ¿Alguien da más?
[Hoy a las 12.30, Nany te responde en un nuevo Encuentro digital, para el que puedes dejar ya tus preguntas. Dejo nuevo vídeo en 3D, como siempre obra de AFFLECKDAVID, en este caso con la casa ambientada en la Navidad, también lo puedes encontrar en MiTele, desde donde te lo puedes llevar a tu web o blog e incluso mandarlo por correo electrónico.]