Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Es otra historia

Apenas queda una semana para el estreno de Gran Hermano X. La noche del domingo, justo una semana antes, pudimos ver por primera vez la 'promo' que grababa Mercedes Milá el pasado lunes. Un desafortunado error durante la programación de tarde del pasado viernes, hizo que muchos pensaran que el estreno sería este mismo martes, al aparecer uno de esos banners de publicidad sobre impresionada en el que se mostraba una cuenta atrás que rezaba: "Quedan cuatro días". Pero no era esa la fecha marcada sino la del próximo domingo, día 21 de septiembre. Un rato después el cambio de la cuenta atrás por un indeterminado "Próximamente" hacía que las dudas fueran en aumento. Pero ya hemos salido de la duda, el primer insignificante dato de la temporada ha sido revelado.
No entiendo aún, aunque carezca de importancia ahora que ya se sabe la fecha, el secretismo que ha rodeado el día del estreno. Al final fue una web vinculada de forma más o menos directa con la productora del programa, quien hizo pública una fecha que otros no habíamos podido publicar. Parece que hay alguien interesado en decidir quien puede o no contar algo de tan escasa trascendencia como esto, y puestos en tal tesitura considera más adecuado que la noticia sea dada por una página de Internet dedicada al mundo de la televisión (Vertele) en lugar de por la web del propio canal de televisión que emite este programa. No es la primera vez que esto sucede y no habría de extrañarnos que así sea en los próximos meses. Por la parte que me toca, puedo decir que aun cuando sea el último en enterarme de aquello que afecta a la inminente nueva edición de Gran Hermano, seguiré contando lo que veo desde este encierro voluntario y gozoso. O sea, tal y como siempre hice. De forma que unos dedicaremos nuestras horas de sueño a asomarnos a esa ventanita para poder contarlo, mientras que otros recibirán las exclusivas en bandeja de plata. Como siempre, vamos.
Pero GH es otra historia, como dice esa 'promo', y por eso los aficionados al programa son tan fieles. El spot nos muestra a una Milá seductora que se come la pantalla como casi siempre. La he visto con más fuerza que nunca, conservando intacto el poder de su imán. Ella es, para muchos, el banderín de enganche que consigue mantenernos unidos a todo esto. Como digo, el lema que destaca en esta promoción es el de "GH X es otra historia", que nos deja más expectantes aún que nunca. Ni una pista, ni un mínimo indicio de lo que está casi a punto de comenzar.
Atendiendo a lo que nos sugiere Milá, no voy a permitir que este gato se convierta en estatua de sal por mirar hacia atrás para contemplar lo que pasó en anteriores ediciones, como cuenta la Biblia de la mujer de Lot. Tampoco pienso invertir ni medio minuto más en hacer un ejercicio de precognición, intentando fabular sobre lo que nos vendrá en un futuro cercano. Además, ya es tarde para las buenas intenciones o deseos, y lamentablemente los Reyes Magos no vienen hasta después de finalizar la edición (posiblemente, ya que la fecha del final es siempre tan misteriosa como la del comienzo, o incluso más). Dejemos, por tanto, que esta semana nos traiga la tradicional rueda de prensa, momento en que conoceremos algo más lo que ha de traernos este GH X.
Hasta entonces, prefiero refugiarme en mis supersticiosas tradiciones. Una de ellas es volver a detenerme en leer un prodigioso párrafo de la novela “La inmortalidad” (1988), de Milan Kundera. Tengo a este autor como infumable, pero leyendo esto que comparto ahora con vosotros no pude evitar ver en los ojos de Agnes el ojo inquieto de tantos, y pienso siempre en ese "ojo de todos" como el ojo de Gran Hermano:

«Agnes recordó que una vez, cuando era niña, se había quedado deslumbrada con la idea de que Dios la veía y la veía ininterrumpidamente. Fue entonces cuando sintió por primera vez el placer, la extraña satisfacción que el hombre siente cuando es visto, visto contra su voluntad, visto en los momentos de intimidad, cuando es violado por una mirada. La madre, que era creyente, le decía “Dios te ve” y pretendía así enseñarle a no mentir, a no comerse las uñas y a no meterse el dedo en la nariz, pero ocurrió algo diferente: precisamente cuando se dedicaba a hacer algo malo o vergonzoso, Agnes se imaginaba a Dios y le enseñaba lo que estaba haciendo… y llegó a la conclusión de que hoy el ojo de Dios ha sido remplazado por la cámara. El ojo de uno ha sido remplazado por el ojo de todos. La vida se ha convertido en una gran orgía en la que todos participan».

Os invito a que viváis con nosotros esta gran orgía.
Ah, y lo de los cambios de estos blogs. No puedo cerrar esta anotación sin dedicarle un pequeño hueco al apartado de agradecimientos. Me congratula haber visto cumplido el compromiso de que los cambios reclamados para el blog estuvieran funcionando antes del comienzo del programa, y dado que conozco los esfuerzos que esto ha supuesto debo reconocer tal mérito a quienes lo han hecho posible. Mi más sincero agradecimiento por ello. Tampoco quiero dejar pasar la oportunidad de agradecer a quienes coincidieron conmigo en pedir algunas de estas mejoras, incluso adelantándose en el tiempo a este gato tiquismiquis.
Como habréis podido comprobar, los comentarios aparecen ahora numerados, pudiendo elegir el orden de visualización (tanto por fecha como por nombre). También se ha movido el formulario en el que se escriben los comentarios, para situarlo sobre la conversación, con el fin de no tener que desplazarse al final de la página en aquellos hilos con mayor participación. Ahora no es necesario estar registrado para comentar, aunque es recomendable hacerlo para evitar suplantaciones de identidad. Además, ya se pueden registrar nicks largos. Aunque lo más importante es que ya aparecen los comentarios de forma inmediata, sin esperar a su moderación previa, lo cual es fundamental para no perder la frescura de la conversación en tiempo real. Otros cambios pequeños, pero no por ello menos importantes, están en el sidebar, o columna de la derecha, donde aparecen ahora enlaces a los últimos comentarios, una selección mejorada de las últimas entradas, la nube de tags tradicional en la blogosfera, o los enlaces a otros blogs más ordenados que antes. Estoy seguro de que todo esto ayudará a hacer más placentera vuestra estancia en el blog.
Ya veis que está casi todo listo. Y es que tan solo quedan unos días para que esto de comienzo. ¡Qué ganas!