Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De sorpresas, vacas y salidas

El día de ayer, víspera de otra jornada de expulsión y nominaciones, fue un tanto extraño. De momento, despertó la mañana sin Liz en su cama. Su salida de la casa se produjo a primerísima hora y no volvería hasta cerca de las tres de la tarde. Al parecer los motivos podrían ser la necesidad de realizar algún papeleo pendiente relacionado con la situación legal en España de la modelo dominicana. Escuchamos ayer contar que al parecer ella habría aceptado entrar en la casa con la condición de que pudiera salir a cumplir con ese requisito en los primeros días del mes de diciembre. Y así ha sido.
Lo cierto es que Liz es una concursante singular, que independientemente de que haya realizado el casting como sus compañeros, ya era conocida con anterioridad por la productora de Gran Hermano. No en vano ella misma ha contado en la casa que participó en el programa 'Identity', de la misma productora, no como concursante en aquel caso sino encarnando una identidad. Por tanto, todo parece indicar que la modelo era conocida en ese entorno y es posible que la buscasen para ofrecerle ser el 'pivón' de esta edición, aunque esto nunca lo sabremos. No es extraño, en todo caso, que tuvieran esa deferencia a la hora de condicionar su participación en el programa a una fugaz salida de la casa, tal como se produjo ayer.
Es incierto que la salida de Liz (su salida de la casa, quiero decir, que así dicho queda raro) por unas horas no tenga precedente, como he leído de forma bastante insistente por ahí. Tampoco comporta una violación importante de la condición de aislamiento en la que viven ya que, al igual que sucede cuando un concursante sale por un intercambio, permanentemente va acompañado de miembros del equipo que impiden cualquier tipo de contacto personal así como el traspaso de información por medio de periódicos y demás. Con bastante frecuencia se han producido salidas, generalmente relacionadas con una asistencia médica. Un dentista o casi cualquier especialista que requiera de un equipamiento de cierta sofisticación, no se puede desplazar a Guadalix a atender a un habitante, por lo cual se hace necesaria la salida de este. Es algo que hemos visto en bastantes ocasiones, por lo cual no es tan extraño lo sucedido ayer. Eso sin hablar de alguna otra salida más extraña, como la protagonizada por Kiko y Patricia en la tercera edición, a los que se les dio un paseo en limusina por el centro de Madrid, algo que sí fue un claro trato de favor no explicado y me imagino que ni siquiera explicable.
Pero volvamos a nuestros días y al nuevo componente animal que habita en la casa. Esas dos vacas tan hermosas que ocupan parte del salón, y a las que deberán tunear convenientemente durante los siguientes días. Tras haber superado la prueba diabólica del karaoke que nos ha martirizado los oídos durante toda la semana, les han planteado un nuevo reto. Las dos vacas de fibra de vidrio tendrán que ser pintadas en los próximos días y en enero estarán pastando, por así decirlo, por las calles de Madrid. Será entonces cuando se celebre la CowParade, movimiento de arte urbano que inundará con más de doscientas reses los distritos más céntricos de la capital.
El CowParade es un evento que viene a Madrid después de haber pasado por ciudades como Nueva York, Londres, París, São Paulo o Tokio, entre otras muchas. En esta ocasión, Telecinco aportará cinco vacas a esta manada que nos visitará el próximo mes. Y oiga, dos de ellas saldrán de Guadalix, y habrán de ser pintadas por los concursantes de Gran Hermano 10. Las vacas permanecerán en las calles hasta el mes de marzo del año entrante. Después de permanecer encerrados en el cuarto de maletas durante un rato, los habitantes salieron para encontrarse con las dos nuevas habitantes e inmediatamente empezaron a cantar villancicos, al pensar que se trataba de la mula y el buey imprescindibles en cualquier Portal de Belén. Pero pronto les avisaron de que no iba por ahí el tema. Anoche estuvieron comentando la posibilidad de hacer un belén viviente, y Almudena se mostraba reacia a hacer del niño en la cuna. A mí solo se me ocurre que Gisela haga de caganer (esa figura típica en los belenes catalanes, que representa a un paisano tocado con barretina y cagando, con perdón), después de su espeluznante afirmación del domingo: "Me duele el agujero de tanto ir al baño". Sin comentarios.
Y si ya hemos hablado de una salida y unas vacas, toca recordar ahora que esta será una noche de sorpresas, al visitarles amigos y familiares en esa gala ya tradicional que siempre supone un preludio de la Navidad, en alguna medida. Será una gala emotiva, como siempre, en la que ya sabemos alguna cosa que no nos va a sorprender, como la reacción histriónica y exagerada de Palomares, por ejemplo. Lo que no será mucha sorpresa es la expulsión de Nany-Nani-Estefanía, sobre todo visto desde aquí fuera. Dentro sospecho que se debaten entre la posibilidad de que el expulsado pueda ser Iván o bien Nany. Tras despejarse esta incógnita hay cosas que van a tener mucho más claras.
Hasta el momento algunos han intentado buscar excusas para las expulsiones habidas en la casa nueva. Con Gema fue el supuesto morbo de separar al matrimonio; en el caso de Carlos el perjuicio que le pudo suponer el culebrón venezolano, como él mismo bautizó; idéntica razón que habría justificado la salida de Loli. Afortunadamente no fue Gisela una de las nominadas de esta semana, porque se habría repetido el argumento, al ser ella la otra pata de ese singular triángulo. Claro que, siendo Nany-Nani-Estefanía la expulsada, siempre pueden reeditar la explicación del morbo, dada la relación que esta mantiene con Orlando, si es que a eso le podemos llamar relación.
¿Cuál puede ser la reacción de la casa tras la expulsión de esta noche? Creo que, aunque no lo reconocieran, supondrá en cualquier caso el convencimiento definitivo de que una buena parte de la audiencia votante está con Iván. Que este concursante gusta, a pesar de esas voces que se escuchan desde dentro y también aquí fuera, sobre la extrañeza de algunos ante el apoyo evidenciado al modelo. Como si esto fuera algo extraño, que no lo es, porque ya me gustaría a mí escuchar a Nany-Nani-Estefanía la más mínima justificación por lo que merecería quedarse en la casa ella en lugar de su compañero. Llevo días dejando pendiente una explicación no explícitamente pedida, pero que de algún modo me siento con cierta obligación de dar, sobre por qué a este gato comentarista le gusta Iván. Si bien creo que aún es pronto y como por lo menos tenemos asegurada una semana más en su compañía me reservo esas letras para otro día.
No obstante, me gustaría aclarar algo relativo a la expresión corporal de Iván, que ha sido objeto de análisis por algunos de nuestros amigos, especialmente mi querida VickySans. Este modelo tiende a cierta descoordinación entre su lenguaje postural y la actitud que muestra en la conversación. A menudo le vemos con el peso del cuerpo vencido hacia adelante, como en una actitud algo desafiante, o bien todo lo contrario, con su espalda hacia atrás, lo cual le hace mantener la cabeza alta, a riesgo de transmitir erróneamente cierta sensación de altanería. Le he visto reiteradamente ambas actitudes y en ninguna de ellas veo pretensión intimidatoria o presuntuosa, sino que simplemente entiendo que al tratarse de alguien de cierta estatura física tiene más dificultades que la media para controlar su propio cuerpo. He de decir que además veo a este concursante y me parece estar ante a un viejo amigo, igualmente alto, y en quien reconozco idénticas posturas. Digo más, hasta los gestos que hace Iván con las manos son idénticos a los de mi amigo. Mi conclusión es que no nos debemos dejar influir por un lenguaje corporal que no siempre es indicativo de la personalidad del individuo.
Pasando a otro tema, la auténtica incógnita de esta noche es el resultado de la nueva ronda de nominaciones. Tras mi último gran fracaso era reticente a volver a insistir en estos ejercicios baldíos de previsión de nominaciones, pero esta semana me he animado haciendo una quiniela múltiple, cuyos resultados no desgrano aquí por la razón que expongo a continuación. Me atrevo a afirmar quienes serán los nominados sea cual sea el detalle de la nominación de cada habitante, considerando siempre que no tengamos unas nominaciones de distinta mecánica a la habitual, lo cual no sería descartable a pesar de que se me vislumbra que la sala de las tres puertas tendrá esta noche otra función, más relacionada con las visitas sorpresa que con el reparto de puntos.
En mi quiniela múltiple, alterando el detalle de las nominaciones de casi todos los habitantes en al menos un nominado, me sale siempre el mismo resultado final, punto arriba punto abajo. Con lo cual puedo decir que mi apuesta es que habremos de votar entre Mirentxu, Iván y Gisela. Esto puede amenazar la continuidad de la virtuosa del tenedor, esa lumbrera que anoche preguntaba si Argentina estaba en América y ante la extrañeza de Orlando, que alucinaba con la duda de la canaria, lo justifica diciendo que nunca estuvo allí.
Pero vayamos a mi apuesta particular, que es esta:
Iván: Carlitos / Gisela / Mirentxu
Liz: Gisela / Carlitos / Palomares
Almudena: Mirentxu / Palomares / Gisela
Orlando: Julito / Mirentxu / Palomares
Gisela: Iván / Liz / Julito
Carlitos: Iván / Liz / Almudena
Mirentxu: Almudena / Iván / Orlando
Palomares: Mirentxu / Almudena / Iván
Julito: Mirentxu / Orlando / Gisela
Como es costumbre, el orden de los nombres es de mayor a menor puntuación, es decir, que se corresponde con los 3, 2 y 1 votos. Siendo así tendríamos el siguiente reparto, ordenados igualmente de más a menos:
Mirentxu (12), Iván (9), Gisela (7), Almudena (6), Carlitos (5), Liz (4), Palomares (4), Julito (3) y Orlando (2).
A pesar de lo dicho anteriormente, como se puede ver habría ciertas posibilidades de que entrasen en la nominación Almudena y/o Carlitos. Se me ocurre que esto sería especialmente posible si se repite algo como lo sucedido hace unas semanas, en que el teléfono rojo determinó que fuera Chiqui la que librara a uno de los nominados, por lo que Mirentxu podría ver fustrado una vez más su plan de salir de la casa por el detestable método de manipular las nominaciones de algunos de sus compañeros.
Esta noche tenemos una siempre gozosa cita con Mercedes Milá y la gala de las sorpresas emotivas. Por cierto, que me gustaría pedir a nuestra querida presentadora que le preguntase a Loli por ese comentario en clave que le hizo a Carlitos cuando se despedía de sus compañeros el martes pasado. Le dijo la dolorosa amante de las camas algo así como: "Que ya eres el dos... que no, hombre, que eres el uno". Esto a pesar de que Milá le había advertido sobre sus declaradas intenciones de filtrar información del exterior e incluso de tener algún que otro comentario ofensivo. Esto último se lo guardó finalmente, pero da la impresión de que nos terminó colando el gol del comentario en clave, y eso merece alguna explicación. Lo dicho, que nos vemos esta noche.
[Hoy a las 12.30, Loli te responde en un nuevo Encuentro digital, para el que puedes dejar ya tus preguntas. Y dejo un nuevo vídeo de la casa de Guadalix en 3D reconvertida en 'Sensación de con-vivir', rememorando aquella serie de los años ochenta que pronto recuperará Telecinco. El vídeo es obra de AFFLECKDAVID para este blog y lo podéis encontrar también en MiTele, desde donde se puede llevar a cualquier blog o web, así como enviarlo a un teléfono móvil.]