Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

28 de septiembre (09.00h - 17.00h) A menos sueño, más tensión

Por César Toral
09.00 h: Los habitantes de la casa vieja duermen… pero no todos. Mirentxu y Palomares están despiertos y muy activos. Las tareas domésticasocupan su tiempo al amanecer: él friega el suelo mientras ella clasifica la ropa que está desperdigada por el salón.
09.02 h: A pesar de que muchos descansan, Javier no se corta y enchufa la aspiradora. En los rincones se acumula mucho polvo y no hay excusas para ganar la batalla a los ácaros.
09.05 h: Mirentxu descubre papel higiénico sobre un armario del salón. “¿Esto que hace aquí, no tiene departamento para guardarlo?”, pregunta. Palomares, dubitativo, murmura una respuesta ininteligible para salir del paso.
09.11 h: El de Ciudad Real recoge agua limpia para fregar el baño. Miren sigue a lo suyo.
09.21 h: La de Donosti no para. La ropa de sus compañeros es mucha y la tarea de doblarla y organizarla se alarga en el tiempo. Dobla por un lado las toallas, por otro la ropa interior masculina y femenina, la ropa de calle…
09.25 h: Todo tiene un límite “Las camisetas estrechitas ni las plancho”, dice la rubia a Palomares, disgustado porque ha perdido un anillo. ¿Lo encontrará?
09.35 h: Los minutos transcurren lentos en estas primeras horas de la mañana. La casa es un remanso de paz y tranquilidad. Incluso Miren y Palomares hablan en voz muy baja, con temor a romper estos minutos de relax.
09.38 h: Mirentxu: “Sácame un ojo debajo de ese mueble”. Se refiere a un globo ocular de plástico que forma parte de un original antifaz de Ana Toro. “Andamos mal con un tenderete”, se queja la vasca.
09.43 h: Miren decide desayunar después de un buen rato trabajando. Elige algo ligero: una manzana y un yogur parecen ser suficientes para recargar pilas. Al abrir el frigorífico se percata de que hay comida que no se va a utilizar que tiene que tirar. El espacio es escaso y hay que deshacerse de lo accesorio.
09.46 h: No dejan de aparecer gafas de sol olvidadas por sus dueños. Miren alucina con estos descubrimientos. ¿Cuántos pares de gafas hay en esta edición?
09.47 h: Suena la música que indica que el agua caliente está disponible en la siguiente. Miren corre rauda a la ducha antes que nadie. La casa comienza a desperezarse para aprovechar las bondades del agua tibia.
09.49 h: En la casa nueva Orlando es el primero en levantarse. Se pone de pie en su cama y observa las vistas de la sierra madrileña que se ven desde la ventana del dormitorio. Gema y Carlos F. parecen más perezosos. “Buenos días, ponedla otra vez”, pide la catalana en referencia a la canción aflamencada con la que se han despertado.
09.54 h: Gema se sorprende al comprobar cómo se le ha quedado el pelo después de dormir. A Orlando no parece importarle y ella se intenta arreglar como puede: “No lo tengo sucio”, se justifica. A pesar de que sólo tienen una hora de agua caliente remolonean en la cama.
09.57 h: En la casa nueva el frío es importante. “SUBID LA CALEFACCIÓN”, pide Gema.
09.58 h: Hoy es el cumpleaños del padre de Orlando, según él mismo confiesa. Gema aprovecha para pedir una fiesta en la casa en su honor. Cualquier excusa es buena.
10.01 h: Orlando y Carlos F. pasan al baño para asearse y Gema se queda en la cama un poco más. El agua caliente tarda en salir pero cuando lo hace es recibida como una bendición por los chicos.
10.03 h: En la casa vieja los problemas en el baño son otros, ya que todos quieren ducharse y el tiempo es escaso. Miren vuelve a imponer su método del saco para cambiarse sin ser vista.
10.05 h: Después de un buen baño la hidratación es fundamental. Miren lo sabe y se frota las piernas y los brazos a conciencia con una crema de apariencia aceitosa.
10.09 h: En la casa nueva, Carlos F. saluda al loro. Como no es correspondido, decide preparar el desayuno. Educadamente, saluda a todos los espectadores desde la cámara de la cocina: "Buenos días, grandes hermanos".
10.14 h: Orlando y Gema hablan del tiempo mientras el valenciano se ducha. “Tiene una pinta el cielo…”, comenta ella. El día amenaza lluvia y no apetece salir al jardín.
10.16 h: No hay mal que unas tostadas recién hechas no curen. Es lo que parece pensar Carlos F, que corta un poco de pan para después pasarlo por la plancha. ¿Les prepará algo a sus compañeros?
10.19 h: Orlando dice que ha escuchado la tos de Carlos F por la noche, y éste le pide disculpas. “No pasa nada, es que estaba despierto”, le tranquiliza el valenciano.
10.23 h: Los chicos siguen untando mermelada y demás ungüentos comestibles a sus respectivas tostadas. Carlos F tiene molestias en su oído todavía, pero Orlando no le presta mucha atención. Ni siquiera se sientan a desayunar: un paseo por el salón, tostada en mano, es lo mejor para espabilarse.
10.28 h: “Hay que cambiar la pastilla de cloro del jacuzzi”, opina Orlando. Carlos, dolorido en su oído por eso, no está convencido.
10.30 h: El feriante comienza a hacer algo de provecho. Limpia la jaula del loro en el jardín, aprovechando que ha empezado a llover en Guadalix. Se oye el rebuzno de un burro a lo lejos.
10.34 h: En la casa vieja no todos están activos. Raquel, Eva, Carlos, Iván… duermen profundamente a pesar de la fuerte luz que ilumina la estancia. El cansancio todo lo puede.
10.38 h: Orlando y Carlos F ponen a punto la casa nueva. El primero se afana con la jaula del loro, al que le ha cambiado la comida, y el segundo hace las camas mientras Gema termina de arreglarse.
10.41 h: El matrimonio no se dirige la palabra a pesar de estar solos en el dormitorio. “Voy a desayunar”, dice Gema, sin obtener ningún tipo de respuesta de su marido.
10.47 h: La administrativa en paro añade un elemento más al desayuno de los chicos: leche con cacao y cereales. Al manipular la plancha se hace daño en un dedo ya herido con anterioridad. Orlando se interesa por su incidente.
10.51 h: El valenciano encuentra una abeja muerta mientras barre el suelo. Gema se asusta y le pide que la pise bien.
10.55 h: Carlos F no para de hablar con el loro. “Qué rico, ¿eh?”, le dice mientras el animal como la fruta que le han preparado. El catalán no deja de mirarlo, ¿intentará que aprenda a hablar?
10.59 h: “Hoy qué es, domingo o lunes?”, pregunta Carlos, que se pone a fregar los cacharros ante el enfado de Gema, que quiere hacerlo. “No me conocéis cuando me enfado”, advierte. “¿Te pones como Vegetta?, replica Orlando.
11.06 h: Carlos F canturrea el famoso tema Vivo cantando de Salomé, y le pide a Orlando que también lo haga. Él se ríe pero no entona ni una sola nota. ¡QUÉ PENA!
11.08 h: “¡Por Dios, no quiero que se me acabe esta leche!”, implora Gema, sabedora de que la comida no abunda y que esete líquido es uno de su alimentos favoritos.
11.09 h: Carlos F friega lo que Gema ha ensuciado en su desayuno. “QUE ME MOSQUEO, NO QUIERO TENER CRIADOS”, le grita a su marido la catalana, molesta porque los dos chicos hacen todas las tareas y le dejan a ella sin hacer nada.
11.12 h: Orlando cree que les despiertan todos los días a las 08:30 horas. ¡ERROR! “Es una paranoia esto de no saber que hora es nunca”, reconoce Gema, que está desubicada al no tener reloj.
11.20 h: El de Valencia le pide la cámara de fotos a Carlos, que se entretiene con el ordenador. Posa para él como si de un profesional se tratara.
11.25 h: En la casa vieja, Almudena y Palomares terminan de adecentar el patio y se sientan tranquilamente en medio del barro. “Qué suerte tiene tu novia contigo”, le dice la murciana. “Sabes hacer de comer, fregar, barrer…”.
11.26 h: Se lamentan por la prueba. “Con lo que habíamos luchado…”, comenta la cajera. Palomares está más preocupado por averiguar si lo que se ve desde el patio es la otra casa, aunque no está seguro.
11.29 h: A Javier le gusta la casa. Almudena no se quiere ir a la otra, de hecho. “Me molaría que la prueba de ahora fuera pintar o empapelar la casa, estilo bricolage”, dice. A pesar de que al principio no parecía muy habitable, han conseguido hacer su hogar en ella.
11.30 h: La de Cartagena confunde el verbo administrarcon suministrar: “Si vamos a suministrar la comida, mejor comer hoy lentejas o algo así”, habla a Javier.
11.32 h: Ambos comentan cómo fue la primera vez que subieron en avión. Almudena lo hizo para volar a Madrid para hacer el casting de Gran Hermano. Palomares puso rumbo al Sáhara en este medio de transporte. “Una experiencia inolvidable”, relata. “Lo pasé muy mal pero me volvería a ir”.
11.36 h: La conversación deriva a las gallinas que les rodean. Ya empiezan a distinguirlas y les ponen nombres: Alita de pollo, Glamourosa… Justo después se les une Ana Toro, recién levantada.
11.40 h: TERRIBLE: Ana se asusta al saber que Palomares ha matado gallinas y conejos para comer en el pueblo. “Yo no podría hacerlo”, asegura la Toro.
11.44 h: Almudena se alegra al comprobar que ¡¡las gallinas han puesto un huevo!!. Se levanta de su silla y corre a por tan preciado manjar. Se lo entrega a Mirentxu, que a su vez le da un vaso con zumo de piña “para el niño y la niña”, reza la murciana.
11.48 h: Palomares y Almu recuerdan otras ediciones del programa. Entre otras cosas, hacen un repaso a lo mal que lo pasó Ania Iglesias, de GH 1, con el acoso sexual de Iñigo. Ambos reconocen que les encantan “Ania y Sabrina”.
11.51 h: La murciana habla de Gisela refiriéndose a ella como “LA JENNIFER LÓPEZ”. ¿Mala idea en este apelativo?
11.55 h: “Ya no vamos a pertenecer a la intimidad, a mí me encanta”, dice Palomares. Él y Almu se definen como encantados con la fama. “Quiero que me pidan fotos, autógrafos… incluso que me digan las cosas malas”, resume el de Ciudad Real.
11.56 h: Ana vuelve a unirse a la pareja y reflexiona sobre los objetivos de entrar al concurso: “He venido para conocerme más a mí misma”.
11.57 h: El trío habla sobre los vecinos que han tenido que soportar en su vida. Ana no pudo soportar que le echaran cigarrillos a su ropa tendida; Palomares alucinó cuando les pilló orinando por la ventana.
11.59 h: Siguen las especulaciones sobre lo que sucederá en la otra casa: si existe o no realmente, quiénes están allí, por qué no se oye nada, si habrá variado el número de concursantes… ¡NO TIENEN NI IDEA DE LO QUE LES ESPERA!
12.02 h: Ana le cuenta a Palomares que Julito está con ganas de enamorarse porque le ha dejado hace poco su novia y que le gusta Raquel. La publicista relata que se ha insinuado a Loli y a Gisela, y que ésta última se ha sentido muy incómoda. Ana, desde fuera, lamenta que líos de faldas trastoquen el ambiente de la casa.
12.03 h: Ana cree que Julito no sabe lo que quiere. “Nos critica a Gisela y luego se le declara”, cuenta. “¿Qué es lo que quiere realmente?”.
12.05 h: Las críticas a Julito siguen. Ana, muy sensible, no quiere tolerar que se juegue con “niñas inocentes”, refiriéndose a Loli y a Gisela, y lleva mal que el canario le haya llamado “cotilla”.
12.06 h: Borrón y cuenta nueva con Julito. Ana cambia de tema y se fija en sus extremidades inferiores: “Tengo los pies de Jesucristo Superstar de andar descalza”, comenta divertida.
12.09 h: Las dos chicas quieren hacer una guerra de globos de agua, y antes quieren caldear el ambiente. Para ello pretenden fingir que se han enfadado para crear tensión y que, cuando el resto de compañeros descubra el engaño, el juego sea más intenso. Curiosa iniciativa.
12.11 h: “Hago dos cosas o tres a la vez, pero ninguna bien”, reconoce Ana.
12.17 h: El súper avisa: TODOS AL CONFESIONARIO (quienes estén despiertos).
12.21 h: En la casa nueva cada uno está a su aire: Carlos F lee una revista en el jardín mientras Orlando ha pasado a ocupar la sala del ordenador.
12.24 h: Carlos F luce sus piernas depiladas mientras se acomoda en la cama del jardín. Tres cojines bajo su espalda son suficientes para lograr una postura agradable.
12.32 h: En la casa vieja Gisela y Carlos H duermen a pierna suelta, literalmente. El silencio en su habitación es total y no parecen darse cuenta de que ha amanecido hace varias horas.
12.44 h: Vuelta a la casa nueva. Carlos F ha abandonado su cama al fresco y ESTÁ LAVANDO LA ROPA EN LA PILA DE LA COCINA. Eso es economizar el espacio. La culpa es de una mancha inoportuna que sólo en lavadora no sale. Gema le aconseja echar aceite para conseguir su objetivo.
12.49 h: Carlos F le comenta a Orlando que se aburre. “¿Qué podemos hacer?”, le pregunta. Éste observa con atención cómo aclara sus pantalones sucios.
12.58 h: Los chicos de la casa nueva hablan sobre fútbol. Carlos F asegura que ser del Real Madrid en Barcelona no es difícil. “No vivo en la capital y es diferente”. Según Orlando el segundo lugar donde más peñas del club merengue hay es, precisamente, Cataluña.
13.01 h: Además del Real Madrid, Carlos es “simpatizante del Espanyol”. Según él es un equipo del que le gusta el sentimiento. “Me da mucha rabia que en la TV3 siempre se centran en el Barça y marginan al otro”, opina el soldador.
13.05 h: Orlando le pregunta a Gema en valencià si hay pollo para comer. Han desayunado hace poco más de dos horas pero el hambre vuelve a sus estómagos. El feriante va a la cocina para empezar a preparar todo.
13.09 h: Suena la música y el gallo, sonidos que molestan sobremanera a Carlos, aún con su oído en mal estado.
13.16 h: Los tres habitantes se reúnen en la cocina. Orlando limpia los muslos de pollo para la comida. Gema y Carlos se pelean por pelas unas patatas. Al final el marido cede y se va hacia la jaula del loro: “Pues ahora las vas a pelar tú”, le espeta medio en serio, medio en broma. “Pues si no, no comes”, replica ella.
13.21 h: A Orlando le gusta Antonio Orozco, según sus propias palabras. El matrimonio hace como que no lo han oído y Carlos vuelve al recurrente tema de su tímpano.
13.24 h: En la casa vieja, Li y Palomares intentan colocar la manguera de punta a punta del patio. La asiática insiste en que “no hay sitio”, pero su compañero insiste en que tienen una buena idea. Las gallinas persiguen a la chica y ella se ríe con gracia.
13.25 h: ¡¡Nuevo tendedero conseguido!! La idea de Javi parece buena, lo comprueba poniendo una toalla pesada sobre la manguera.
13.26 h: Los tres concursantes de la nueva casa tararean canciones del grupo La Cabra Mecánica, aunque Gema no participa demasiado, está más concentrada en mezclar los trozos de pollo previamente cortados.
13.30 h: La parada cree que el pollo “se está poniendo malo”, y tuerce el gesto para demostrarlo. Los chicos le aconsejan cocinarlo rápido para detener el proceso de putrefacción. Las canciones de Antonio Orozco que canturrean amenizan el trabajo.
13.33 h: Mientras tanto, en la casa vieja también se han puesto manos a la obra con el almuerzo. Mirentxu, apostada en la encimera, corta zanahoria con la ayuda de Almudena. La rubia le cuenta que ha tenido que tirar algunas sardinas porque estaban malas, un gesto que le da mucha pena porque “hay mucha gente que se muere de hambre”. Palomares se une a las dos mujeres dispuesto a echar una mano.
13.41 h: MIRENTXU SE VUELVE LOCA EN LA COCINA. Hay varios recipientes con aceite usado que deberían estar en un mismo sitio. Ni corta ni perezosa, decide unir todos los líquidos en uno. ¿Lo conseguirá?
13.45 h: La donostiarra le hace una confidencia a Almudena: el día de la gala se pondrá rulos para estar guapa en directo. Cree que será “el hazmerreír”, pero le da igual. “Yo, como en mi casa”, sentencia.
13.47 h: Los tres hablan de lo que una cocina dice de su dueño. Para ellos denota la personalidad de cada propietario. Palomares está encantado con el grado de limpieza y orden de su encimera. “Así de gusto”, agrega.
13.49 h: Entre bromas, Javier invita a sus compañeras a un vaso de Coca-Cola. Ambas lo aceptan aunque Miren prefiere simplemente agua. Salen al patio para conversar tranquilamente y no molestar a Ana Toro, que intenta dormir. Mirentxu les pide que hablen en voz baja y la publicista se levanta para agradecerle el gesto. Ambas se funden en un abrazo.
13.58 h: Almudena repasa sobre la mesa del patio el nombre de un antiguo novio por el que sufrió mucho. ¿Cuál será su nombre? De momento nos quedamos con la duda.
14.07 h: En la casa nueva, Carlos F se ha tumbado en la cama, no se encuentra bien, así que Gema y Orlando se quedan a solas en la cocina. Ella juguetea con la sartén en la que él fríe las patatas.
14.11 h: Gema recrimina a Orlando, de broma, que no ha repartido por igual la comida en los platos. “Con el hambre que hay no creo que nadie ceda a comer menos que los demás”, comenta.
14.14 h: Orlando se impacienta, tiene mucho hambre. Gema reparte hasta el último trocito de pollo en los platos. Los tres se quejan constantemente de lo poco que tienen para comer. Se sientan a la mesa y devoran su menú de hoy. “Que aproveche”, desea el feriante antes de comenzar.
14.17 h: Sólo el sonido de los cubiertos al chocar contra el plato rompe el silencio impuesto en la comida. “El agua me sabe a nevera”, sentencia Gema.
14.24 h: PROBLEMA EN LA CASA VIEJA: Eva se ha enfadado con Mirentxu, ¿por qué? Haberle despertado es el motivo. Por si esto fuera poco, a Ana se le ha desteñido un vestido muy valorado por ella.
14.27 h: Los habitantes que seguían durmiendo comienzan a levantarse y se vuelve a hablar del por qué se paró la cinta. Ahora Julito hace el mismo camino recorriendo el patio en círculos, acompañado por Eva, que sigue molesta porque le han hecho levantarse.
14.30 h: Almudena se enfada con Eva por su actitud de reproche!!! Julito le aconseja a la vaquera que no se altere, y Li hace lo propio con la murciana. “Es sólo un malentendido”, asegura.
14.33 h: Sigue la tensión. Loli se queja de que los turnos para la prueba no se han respetado y que hay mucha gente que no ha podido dormir. Ana Toro les aconseja que se vuelvan a dormir, pero los recién levantados, ahora, ya no quieren.
14.35 h: No queda claro cuándo se rompió la máquina, pero parece que los ánimos se van calmando. Palomares besa a Loli y Carlos comenta que todos se fueron a dormir mientras la cinta se reparaba.
14.37 h: Respetar el sueño ajeno sigue siendo el tema de conversación, aunque ahora se centra en Mirentxu, a la que se le ha ocurrido despertar a sus compañeros. Ana la defiende: “Ella pensaba que anoche estábais de juerga”. “Que no piense tanto”, recrimina Iván. Gisela continúa: “Miren es la que más ha dormido, roncaba”. Loli asegura que ella le ha contado que no había dormido. ¿Por qué le ha mentido?
14.43 h: Raquel se sorprende cuando ALMUDENA LE TOCA EL CULO. Tras el susto, la gallega se ríe con inocencia. Justo después, se pone a bailar con Palomares, que canta canciones de Coyote Dax en versión coro.
14.48 h: Javier sigue cantando para animar el ambiente. Su repertorio va desde el conocido Ave María hasta las canciones más movidas de Chenoa o Rosa de España. A sus compañeros Raquel e Iván les encanta.
14.53 h: Carlos cree que si tienen que seguir haciendo la prueba en el patio, puede desencadenarse algo grave. “Si llueve nos cogemos todos una pulmonía”, apunta. Li opina que será mejor andar dentro del salón, al menos hasta que traigan una máquina nueva.
14.55 h: La duda ahora es saber en qué momento exacto se quemó la máquina, quiénes estaban en ese instante, algo que de momento no queda claro.
14.59 h: Loli prefiere estar despierta porque así su familia, que la ve a través del canal 24 horas, puede disfrutar de su presencia. Así que supera el mal humor que le produce no dormir, algo que no consigue ni “la regla”.
15.03 h: Para terminar de alegrarse, la rubia granadina le da un achuchón muy cariñoso a Iván, con el que comparte boda frustrada. Él le corresponde con un sonoro beso en la mejilla que es muy bien acogido por Loli.
15.05 h: En el patio, Eva, Julito e Iván hablan de coches. La gallega se interesa por si el de Zaragoza tiene su coche “tuneado”. Éste lo niega pero reconoce que lo compró por despecho después de que su novia le dejara plantado pocos días antes de su boda. “Ahora mismo no me lo compraría, es mucho dinero”, resume.
15.12 h: Eva: “Me canso muy pronto de los colores”, le comenta a Julito mientras caminan. Duda sobre el tono que debería tener su automóvil ideal. Ambos repasan algunas de las marcas que más les gustan en el mundo del motor.
15.14 h: Julito no tiene demasiados conocimientos de geografía, ya que cree que La Rioja está junto a Galicia. Menos mal que está Eva para cambiarle sus erróneos pensamientos.
15.17 h: Eva reconoce que es muy difícil encontrar novio siendo ganadera, ya que no todo el mundo entiende lo duro que es el mundo de los animales. Se lamenta ante el canario, que le da la razón.
15.20 h: En el salón Li e Iván comen pipas. Almudena pone los pies encima de la mesa y Mirentxu, delicadamente, le pide que los baje. La de Murcia se justifica diciendo que se los ha lavado, pero la septuagenaria no acaba de convencerse. Se aleja hacia el fregadero y rehúye otro conflicto.
15.23 h: Almudena sigue enfadada con Eva: “Le he mandado a la mierda, para mí es una niñata”, les cuenta a Gisela e Iván. La cajera saca su carácter y no está dispuesta a tolerar faltas de respeto. La canaria opina lo mismo.
15.24 h: Suena música y Ana Toro se emociona. Se levanta de la silla y hace una coreografía improvisada en la que mueve al compás sus brazos, manta en mano, y sus piernas.
15.28 h: Carlos le dice a Ana, un poco enferma: “¿Por qué no te metes un chute de caballo?”. Almudena, que lo escucha, lo interpreta como un comentario relacionado con la DROGA. Les contesta a sus compañeros: “En relación a este tema ya os contaré lo que os tengo que contar, pero aquí no”. ¿Qué oculta la cartagenera?
15.32 h: Eva habla de su nominación a Julio. “Si te vas tengo una cosa que darte”, le espeta a la vaquera. Ella lo agradece e insiste en que no sabe cómo va a reaccionar.
15.35 h: Julio le confiesa a Eva que, cuando se conocieron, la vio “un poco machona debido a sus gritos y su manera de actuar. La agraviada reacciona con simpatía, contenta de que el de Tenerife haya sabido ver más allá de la primera impresión.
15.39 h: Eva se para un momento en su camino y reconoce que debería depilarse y ducharse. Julito le ofrece su crema depilatoria y comienzan a hablar de streptease. Ambos se preguntan cómo los hombres que se dedican a ello consiguen mantenerse a tono.
15.43 h: Ana, ataviada con un top de tartán, propone andar ahora sus respectivos kilómetros e irse a dormir. Almudena remata la idea proponiendo que ella misma y Li la acompañen, así pueden turnarse sin problemas.
15.45 h: Miren y Javier se vuelven locos de contentos: ¡¡GRAN HERMANO LES HA LLEVADO DOS TRAPOS DE COCINA!! Lo celebran por todo lo alto, gritos incluidos.
15.51 h: Ana critica uno de los tangas que hay sobre la mesa. “¡Qué feo es!”, dice. “Tiene aquí una mancha que parece de sangre”, concluye. ¿A quién pertenecerá? Iván, por su parte, se queda sorprendido por las generosas proporciones del bikini de Eva.
15.54 h: Siguen analizando la ropa interior. Ahora le toca el turno de mofa a unos calzoncillos tipo turbo de Julito. “¿Así cómo vas a ligar?”, le grita desde el salón. Ana propone que él y la dueña del tanga de color sospechoso sean pareja.
16.01 h: Mirentxu, sobre Palomares: “Este chico lo tiene todo completo”. Está encantada con los cánticos del de Ciudad Real, que hace de locutor radiofónico explicando las recetas de la vasca.
16.04 h: El caldo de puerros que prepara Miren no es del agrado de Gisela, pero “te vendrá bien para ir al váter”, le asegura la cocinera. “Pues muy bien, porque estoy mal desde que llegué”, replica la interesada.
16.09 h: Almu y Li recorren el patio para seguir completando kilómetros. La china se preopupa por una de las gallinas, que yace en el suelo sin ganas de moverse. Sale el tema de las discusiones: “A mí no me gusta el mal rollo, hay que calmar los ánimos”.
16.12 h: Li cuenta un poco más sobre su relación: “Siempre estoy alegre pero cuando estoy sola con mi novio me enfado y él no lo entiende, sólo me sale con él”, se ríe. “Pobrecito”, termina.
16.13 h: Las chicas tienen otro punto en común, a ambas les encanta hacerse fotos.
16.19 h: Ana observa a las gallinas. Creen que están enfermas porque se les caen las plumas. Palomares les tranquiliza: “Eso es normal”, sentencia.
16.20 h: Almudena y Javier están muy preocupados por sus familias fuera. “Tengo miedo de lo que pensarán, pero en el confesionario me dijeron que seguro que me apoyan en todo momento”, relata. Ana aconseja: “Lo mejor que puedes hacer por ellos es divertirte”.
16.22 h: Por el contrario, la familia de Toro “no se preocupa” de ella. “Qué más quisiera yo”, cuenta con cierto aire de melancolía.
16.28 h: Julito se sienta en el patio junto a Ana y Javier. Comentan si el próximo martes les dirán que están todos nominados.
16.31 h: Ana llama a Almudena Macarena. “Dime Chiqui y ya está, a mí me gusta”, le dice la cajera ante las dificultades de retentiva de la andaluza.
16.33 h: Ana descubre una toalla manchada de barro en el tenderete del patio. “¿Esto qué hace aquí?”, se pregunta. “¿O es que alguien tiene los mocos muy negros?”. Nadie responde a sus cuestiones.
16.37 h: Li le hace un masaje de manos a Loli mediante una técnica muy particular. La rubia se queda encantada después de los movimientos de la asiática. Termina con la mano derecha y sigue con la izquierda.
16.39 h: A la dependienta china le hace mucho gracia que Iván les pregunte a las chicas por sus productos cosméticos. Le extraña que, siendo modelo, no los conozca todos.
16.43 h: A Li le gustaría ser maquilladora de televisión o cine. Así se lo cuenta a Loli, que le anima a que cumpla su sueño. “Quiero avanzar en la vida, irme a vivir con mi chico…”, continúa.
16.48 h: Mirentxu, sola en la cocina, ordena unos espaguetis. Eva se acerca a ella, muy contenta, y eso le alegra a la vasca. “Qué bien verte así, Eva, porque esta mañana…”, le dice. La tensión de la mañana parece haberse disipado por completo.
16.54 h: La de San Sebastián está harta de que las moscas invadan su territorio. Las grita para que se vayan y no consigue nada.
16.58 h: Mientras Li le da un masaje facial a Iván y Loli los mira, Mirentxu termina de poner a punto la cocina, donde aún tiene que terminarse la comida de hoy. ¡¡FALTA ACEITE Y LA COMIDA DISMINUYE A TODA VELOCIDAD!!